Investigan para eliminar daño renal en niños de Jalisco

Especialistas de la Universidad de Guadalajara (UdeG), con el gobierno del estado, comenzaron una investigación para elaborar un diagnóstico que detecte enfermedades renales, las cuales afectan sobre todo niños, de siete municipios de alrededor del Lago de Chapala.

La investigación comenzará en Ponciltán, Jalisco. De acuerdo con Felipe Lozano, el inicio de la investigación se hizo con una prueba piloto en una escuela de San Pedro Itzican con 108 niños, donde el 75 por ciento presentó algún tipo de afectación y ocho menores debieron ser evaluados por daño renal.

El investigador afirmó que la vulnerabilidad alimentaria y factores ambientales como la presencia de metales pesados en el agua de la zona, además del uso de pesticidas en la región, han provocado que algunos niños hayan presentado en exámenes de orina, hasta 14 tipos de químicos utilizados en cultivos.

“La enfermedad no se presenta súbitamente, tarda años y se puede diagnosticar en etapas tempranas para entrar en una atención médica que permita disminuir o limitar el daño. Si logramos que todos los niños tengan este tamizaje, se puede parar, detener y atender. Así se pueden disminuir los casos”, explicó Lozano.

El programa de investigación prevé, durante un año, analizar a 49 mil 598, que se encuentran en los poblados ubicados alrededor del Lago de Chapala, Jamai, Atizapán, Poncitlán, Tuxtueca, Jocotepec, Chapala y Ocotlán.

En total se detonarán 3.8 millones de pesos para realizar la investigación. Desde 2010 se contabilizan más de 2 mil niños con enfermedades renales y actualmente la Secretaría de Salud atiende a 48 del municipio de Poncitlán.

Además, seis pacientes se encuentran en tratamiento de hemodiálisis y dos más esperan un trasplante de riñón, en el Hospital Civil de Guadalajara.

“En el número de casos de mortalidad por enfermedad renal crónica en 2017, Jalisco ocupó el séptimo lugar del país, por debajo de Tlaxcala, Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Coahuila y Puebla.

Ha habido 25 defunciones en menores de 18 años y una tasa de .85 por cada cien mil habitantes. En Poncitlán lleva el 15 por ciento, Jamai el 20 por ciento, Chapala el 18 por ciento, Tizapán el 17 por ciento y el 4 por ciento en Jocotepec”, explicó el secretario de Salud Fernando Petersen Aranguren.

Además de la desnutrición, el consumo de drogas a temprana edad y la automedicación, son factores que han estado presentes al igual que el medio ambiente”, explicó.

Los municipios y las secretarías de Salud, Educación y Medio Ambiente participarán con programas para prevenir a la población y contribuir a que se cree una cultura de la buena alimentación, a través de comedores escolares. “Son múltiples las causas, no una sola».

«Encontramos que había pesticidas suficientes en la orina de los niños. Vimos que el 30 por ciento tenía el peso ideal en preescolar, la mayoría tenía entre leve, moderada y severa desnutrición, que tiene qué ver con daño renal», puntualizó.

Se creó un comedor en la escuela con alimentos frescos y al cabo de un año, disminuyó el daño renal 25 por ciento”, explicó el investigador Felipe Lozano Kasten, quien sostuvo que el modelo se está probando, pero ya funciona y da resultados.

El tamizaje que se realizará consiste en pruebas de orina y si se encuentran resultados negativos, se llevará a cabo un análisis de sangre.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *