‘Ir al cine es una aventura’: Pedro Almodóvar

En medio de la pandemia, Pedro Almodóvar presentó su cortometraje La voz humana en el Festival de Cine de Venecia. Hablado en inglés y protagonizado por Tilda Swinton, se trata de una libre adaptación de una obra de teatro de Jean Cocteau.

El confinamiento nos ha reducido a todos en casa y yo creo que ha demostrado varias cosas. Por ejemplo, hasta qué punto la gente depende de la ficción. Yo creo que la ficción ha sido uno de los modos de llenar el tiempo y de entretenerse. Y cuando digo la ficción me refiero también a la cultura.

Yo creo que ahora es mucho más fácil decirle al público que la cultura es absolutamente necesaria. Todo lo que han estado viendo ha sido escrito por alguien, ha sido iluminado por alguien, ha sido interpretado por alguien ya sea película de ficción o películas.

Ahí las plataformas han tenido una función muy importante, pero también hay otro resultado que a mí me parece inquietante y negativo. El confinamiento nos ha hecho ver la casa como un lugar de reclusión, un lugar desde donde podemos trabajar, podemos comprar, podemos encontrar el amor de nuestra vida, podemos pedir comida.

Lo podemos hacer absolutamente todo de un modo sedentario y a mí eso me parece peligroso. En el caso del covid-19 ha sido una reclusión obligada, pero lo que no me gusta es que esa reclusión continúe en el tiempo y yo propondría en contraposición, al cine. E

l cine es absolutamente lo opuesto a todo esto. Ir al cine es iniciar una aventura… Creo que es una experiencia a nivel humano esencial y como director de cine, para mí es importantísimo.

Las películas están para ser vistas de cualquier modo, pero como director y a la vez espectador, que una de las películas mías se esté poniendo en el cine, el hecho de sentir respirar a los espectadores me da muchísima información acerca de cómo funciona la película.

Si una película mía se muestra en Netflix o cualquier otra plataforma yo no voy a tener nunca la sensación de cómo es el encuentro de la película con el espectador. Bueno, como resultado de todo esto y ya que el cine no atraviesa una muy buena situación, debemos ir al cine.

Por eso yo inmediatamente después del confinamiento me puse a dirigir La voz humana y me pondré también a preparar la próxima, el mes que viene.

A pesar de la incertidumbre tenemos que seguir haciendo los que hacemos cine y por favor, recomendad a todo el mundo que os lea, que vayan, que todas esas emociones sólo se descubren ante una pantalla muy grande y en compañía de desconocidos y a oscuras.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *