Irán pide ayuda a Japón para enfrentar sanciones de EUA

El presidente iraní Hassan Rouhani pidió al primer ministro japonés, Shinzo Abe, fortalecer las relaciones bilaterales entre ambas naciones y ayudar a su país ante los estragos que han causado las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

Tras una reunión celebrada entre ambos líderes políticos en la capital japonesa, como parte de su visita de dos días, Rouhani afirmó que “la relación bilateral tiene una larga historia y es muy importante para nuestro país”.

El mandatario iraní agradeció el recibimiento en Tokio y destacó que con esto se marca el nonagésimo aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

La visita se considera parte de los esfuerzos de Teherán para mantener lazos amistosos con Japón, un aliado de seguridad de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, y terminar el estancamiento sobre un acuerdo nuclear de 2015 cuando el presidente Donald Trump decidió retirarse e imponer sanciones al gobierno iraní.

Abe expresó su interés de que Irán “implemente plenamente” las obligaciones en el acuerdo nuclear. Un funcionario japonés agregó que no podrán satisfacer los deseos de Rouhani ya que Washington ha mantenido una postura dura contra cualquiera que desafíe las sanciones, informó el diario Japan Times.

En mayo, los estadounidenses finalizaron la suspensión de las sanciones a Japón, amenazando con aplicar multas o restringir el acceso al mercado estadounidense si alguna empresa, incluidas las japonesas, importaba petróleo de Irán.

En julio de 2015, Irán y seis potencias internacionales -Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia- firmaron el acuerdo nuclear conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

El JCPOA estipula que Irán remodelará el complejo de Fordow para acoger un centro de investigación para producir isótopos estables, renunciando a usar sus instalaciones para enriquecer uranio y dejando a la planta de Natanz como la única instalación de enriquecimiento de uranio.

Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares en mayo de 2019, exactamente un año después de que Estados Unidos se retiró del JCPOA e impusiera sanciones unilaterales a Teherán.

El gobierno de Donald Trump impuso un régimen de máxima presión a Irán después de no acceder a las condiciones impuestas en relación al pacto nuclear, lo que ha repercutido en la venta de petróleo del país a nivel internacional.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *