Joey Jordison y su lucha contra la mielitis transversa

Joey Jordison considerado uno de los mejores bateristas de todos los tiempos, luchó contra la mielitis transversa y venció la enfermedad que causa inflamación en ambos lados de una sección de la médula espinal que le quitó la capacidad de tocar la batería y siguió dando todo en los escenarios.

«Fue al final de los shows que hicimos en memoria de Paul Gray. Estábamos en Canadá, era el final de la gira y algo me pasó, no sabía que era, pero me sentía súper enfermo. Puedes estar muy enfermo y seguir tocando, pero era algo que nunca había sentido antes, luego descubrieron que tenía mielitis transversa, una enfermedad neurológica que afecta tu espina dorsal e inhabilita tus piernas.

«Toque en esos últimos shows y estaba muy asustado, no sabía lo que era. Ni siquiera estaba bebiendo, todo estaba bien, pero tenía que ser cargado al escenario. El dolor era algo que nunca había sentido y no se lo desearía ni a mi peor enemigo», comentó el baterista en una entrevista con Metal Hammer.

Joey llegó a decir que su enfermedad fue un catalizante para que sus compañeros de Slipknot, lo echaran de la banda en 2013, comentó que pensaron que tenía de nuevo problemas con las drogas y por eso no podía tocar la batería.

«¿No hay reunión con la banda? Ninguna. ¿Algo por parte del management? No, nada. Todo lo que recibí fue un estúpido y jodido correo electrónico diciendo que estaba fuera de la banda que me rompí el culo toda mi vida para crear», expresó en aquel momento.

En 2017 el músico en diferentes entrevistas señaló que aún mantenía contacto con varios miembros de la agrupación de metal alternativo, como así la catalogaron, y también anunciaba que ya se encontraba bien de salud y listo para continuar con sus nuevos proyectos, entre ellos Vimic, una banda que conformó con algunos de sus compañeros de su otro proyecto Scar the Martyr.

Joey nació en Des Moines, Iowa, fue un cofundador de la ya legendaria banda de metal Slipknot, después Paul Gray lo invitara a ser parte de ella en 1995, con quien realizó cuatro álbumes de estudio y uno en vivo.

«Cuando estoy con Slipknot, es como un frio, cuando estamos todos juntos, no hay nada como eso, es algo fuera de serie, es como una extraña sensación, una vez que nos juntamos en un cuarto algo pasa…», dijo en una entrevista que viene incluida en el DVD «Voliminal: Inside the Nine», que lanzaron en 2006.

La destreza y habilidades de composición del baterista fue reconocido por muchos músicos de la escena del metal que buscaron trabajar o hacer algo con él, Marilyn Manson le pidió que remezclara su éxito «The Fight Song» y lo incluyó en su videoapareció en su vídeo «Tainted Love», cover que realizara de la banda Soft Cell.

Con Murderdolls y grabó un CD llamado «Beyond the Valley of the Murderdolls», tocó la batería en el álbum «Rio Grande Blood» de la banda Ministry.

Incluso Metallica le pidió que suplantara a Lars Ulrich debido a una infección intestinal, durante su presentación el Download Festival en 2004, también fue el baterista de algunas presentaciones en vivo de Korn.

Después de haber sido nombrado como el mejor baterista de los últimos 25 años por «Rhythm Magazine» Jordison comentó: «Me quedé sin palabras. A mis amigos y fans al otro lado del mundo, gracias, esto va más allá de lo increíble. Algo como esto me recuerda cada día porque sigo con esto. Es por todos ustedes que yo soy muy apasionado y todavía amo lo que hago. Mis fans continúan impulsándome, si no los tuviera no estaría en donde estoy ahora».

En 2008, el compositor se sinceró en una entrevista para la revista Kerrang!, y habló por primera vez sobre su problema con la adicción a las drogas, e incluso enfatizó que se encontraba tan mal, que ya había comprado su propia tumba, en Second Avenue, Des Moines, Iowa.

«Me di cuenta de que tenía un problema… el teléfono estaba descolgado, no abría la puerta, las luces estaban apagadas, y estaba de mal genio todo el rato. Así que mi hermana me mandó una foto de mi sobrino y me lo puso al teléfono y me dijo, ‘Te quiero tío Joey’ y yo me quedé pensativo y me dije, se acabó, esto es jodidamente estúpido, me di cuenta que básicamente me estaba matando, me hizo darme cuenta de lo que es realmente importante en mi vida y que habría hecho un montón de cosas malas a la gente».

El exbaterista de Slipknot, falleció el día de ayer lunes, 26 de julio a los 46 años de edad, mientras dormía, informó mediante un comunicado que su familia dio a conocer en redes sociales y que TMZ lo distribuyó.

«Hemos trabajado mucho por llegar aquí, esto no fue un paseo gratis como celebridades, todo lo que he querido alcanzar, lo he logrado…», expresó en el DVD.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *