Jonathan Farr reinventa Viejita chiquita chiquita

Luego de ilustrar varios libros a lo largo de su carrera, el artista visual Jonathan Farr (Inglaterra, 1973) se encontró con Viejita chiquita chiquita, un cuento corto y sorprendente del dramaturgo y narrador Vicente Leñero (México, 1933-2014).

Con su carpeta bajo el brazo —en donde atesora algunos de sus trabajos más celebrados—, Farr se hizo presente en SM Ediciones: «les planteé que ese cuento es hermoso pero que, desde mi punto de vista, el autor lo dejó incompleto. Su sencillez me enamoró desde el principio, por eso propuse reinventar esa pequeña joya y añadirle mis dibujos», compartió.

«Si leemos el texto, sin ilustraciones, encontramos a una viejita chiquitita, muy chiquitita, y esa palabra; “chiquitita”, se repite cada dos segundos en un cuento donde rápidamente se describe el mundo de la protagonista y al final, la única cosa que ocurre realmente es que ella duerme de noche, la despierta un ruido, resulta que es un ratón, y lo mata. Eso es todo», señala el artista plástico.

Entrevistado —a propósito de la presentación de su libro ilustrado Viejita chiquita chiquita, el 17 de noviembre a las 11:00 horas en la Plaza de las Artes del Centro Nacional de las Artes (CENART), como parte de la programación de la 39 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij)—, revela que éste es una obra sencilla y a la vez bastante profunda.

«En mi opinión, el cuento debía tener otra razón de ser más allá de la presencia de una viejita chiquitita chiquitita. Ahora Vicente Leñero está muerto, y es imposible preguntarle cuál fue su impulso para escribirlo, seguro una muy buena razón tuvo para crearlo con estas características. Tampoco puedo compartirle mi sensación frente al cuento, pensar que algo le hace falta», enfatizó Farr.

La portentosa imaginación del entrevistado lo motivó a concebir que el mundo interno de la protagonista es autosuficiente, y que el movimiento contra ese ratón —que para Jonathan simboliza todo lo que hay afuera—, fue una reacción genuina contra el resto del mundo real y gigantesco, con sus vicios, peligros, riesgos, acechanzas y emboscadas a cada momento, y en todas partes.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *