Jonathan Paredes dice que extraña competencias

Los clavados de altura son una disciplina que año con año se va ganando adeptos, además de que son muy espectaculares, y en México contamos con Jonathan Paredes, quien es el segundo mejor exponente de todo el mundo, y en 24 HORAS tuvimos una charla con el hombre que acaba de ser segundo lugar en el Red Bull Cliff Diving en Portugal.

“Fue una competencia bastante complicada como todos los años. Es el octavo año que volvemos a las Azores, y parece que las competencias complicadas siempre se me dan muy bien”, señaló con una sonrisa en el rostro Jonathan.

El serial de Red Bull Cliff Diving es el más importante del mundo en clavados de altura, y hace dos años Jonathan Paredes se quedó con el primer lugar después de todo un año de competencia, y hoy disputa el segundo lugar general, lo cual lo coloca entre la élite de una disciplina extrema.

“Por ahí hubo un tropiezo en la tercera competencia de la Serie Mundial, cometí un fallo cuando iba liderando, y en el último clavado me dieron calificaciones de dos y uno y medio, lo cual me arroja al séptimo lugar. Eso provoca que mis puntos en la clasificación general me bajen”, aseguró pensativo Paredes.

La última competencia fue en las Islas Azores en Portugal, y ahí Jonathan fue segundo lugar, pero lo más importante para nuestro compatriota, fue que rompió el récord de calificaciones de 10 para un sólo saltarín en una parada individual.

“Rompí un récord de más dieces en una competencia para un clavadista, y eso quiere decir que las cosas se dieron muy bien en Azores, y estoy muy contento. Espero repetir”, sentenció orgulloso.

Restan tres etapas del calendario del Red Bull Cliff Diving, y Jonathan ve complicado rebasar a Gary Hunt, líder del campeonato, pero no es imposible, por lo que es optimista de cara a lo que viene en 2019.

“A ver, no es imposible, si Gary comete un error, y yo sigo con mis saltos, todavía se puede”, enfatizó.

Paredes comentó que en una disciplina tan extrema como saltar desde 27 metros de altura, la parte mental es vital. “Fue un problema más allá de presión de querer ganar la competencia, y al fina tuve una mala caída en el agua, así que no deja de ser un asunto mental”.

Jonathan tiene cinco años radicando en España, pues está casado con una bailadora de flamenco; es un joven tranquilo, que disfruta de cocinar en casa, ver series de Netflix, y de pasar tiempo con su esposa, pero cuando está en competencia, es un monstruo a nivel mundial.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *