La casa de ‘las mil y una noches’, es derribada

Tras 27 años de estar abandonada -luego de haber sido incautada por la entonces Procuraduría General de la República (PGR)- la mansión estilo árabe ubicada en la colonia Pitic está siendo derribada.

El inmueble ubicado entre las calles Primo de Verdad y Herminio Ciscomani era apodado como “la casa de las mil y una noches” debido a la llamativa arquitectura.

Las obras de derribo del lugar comenzaron el lunes poco después de las nueve de la mañana; según la inmobiliaria Best Bienes Raíces -que colocó en su página de Internet un anuncio del mapa del lugar- el predio será vendido en cinco partes, mas no especifican el costo de cada una.

El 21 de noviembre de 1993 fueron “agentes antinarcóticos de la Procuraduría General de la República quienes catearon y aseguraron la residencia en la Pitic en medio de un fuerte operativo de seguridad y el hermetismo en las informaciones”.

Dentro de la casa de “las mil y una noches” hallaron cajas de azulejo empacados, dos aparatos de refrigeración central nuevos y herramientas de carpintería para trabajar en cedro. “Hubo balazos y metralletas y helicópteros, mi mujer estaba aquí ese día, ella y mi hija se tiraron al suelo mientras se asomaban por la ventana”, comentó un vecino.

Tras el operativo de decomiso medios de comunicación locales y nacionales abordaron el tema. En 1994 en el Juzgado Tercero de Distrito se promovió un amparo para evitar la incautación del inmueble bajo el expediente 945/93.

Muchos rumores surgieron a partir de ese momento, como por ejemplo que la casa pertenecía al narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”, sin embargo, el amparo fue promovido por otra persona.

Fueron casi 30 años en los que la casa pasó de ser la obra negra de una mansión estilo árabe a sitio utilizado por estudiantes que se iban de “pinta”, después guarida de indigentes y finalmente será un terreno baldío.

En 2016 Proyecto Puente investigó al fondo el tema con entrevistas entre vecinos, localización de datos hemerográficos y mediante el vuelo de un dron se documentó el estado que guardaba la casa, misma que permaneció sin cambio alguno hasta el día de su derribo.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *