La gente tendrá la última palabra: INE

Más allá de los resultados de la Consulta, se trata de ir “normalizando la demanda de rendición de cuentas, de transparencia del poder, participar más en los diferentes mecanismos” consideró la consejera del INE, Norma Irene de la Cruz, al asegurar que el INE está listo para la primera Consulta Popular que ha sido organizada con altos estándares de calidad.

En entrevista con este diario, la funcionaria electoral aseguró que más allá de especulaciones, lo que digan las encuestas y llamados a no participar, este domingo se sabrá realmente qué opina la gente, no solo en materia de la pregunta a consultar, sino, en cuanto a su participación, ya que “será la gente quien tenga la última palabra”.

De la Cruz apuntó que no podría considerarse un “fracaso” si no se logra el 40% de participación entre la ciudadanía, ya que ha sido un “éxito” el contar con esta figura que estuvo muchos años en la legislación sin poderse utilizar.

“Es el primer ejercicio de esta naturaleza que vamos a ejercer la ciudadanía más allá de lo electoral, por el otro lado nos permite otra forma de ir tomando, de involucrarse en asuntos públicos, como ocurre en otros países donde la participación en consultas tiene efectos positivos, y en México estamos dando pasos hacia allá”, comentó.

Consideró que este mecanismo tendrá que irse perfeccionando a través de las lecciones que deje el “probarlo, usarlo, hacer el ejercicio” como lo fueron las primeras consultas y plebiscitos en la Ciudad de México.

“Es un logro y creo que hay que ir a ejercitarlo, vale la pena, porque vamos construyendo estas nuevas formas de participar y expresar opiniones”, comentó la consejera.

Al preguntársele si este primer ejercicio sería la “punta de lanza” en la evolución democrática del país, aseguro que hay que “ir normalizando la demanda de rendición de cuentas de transparencia de poder participar más en mecanismos, pues también, es como el dinero público, es asunto de todos y todas y debemos exigir mejores cuentas a quienes nos gobiernan y representan”.

En cuanto al esfuerzo del INE para organizar la consulta, mencionó que les ha dejado varias lecciones como prever la presupuestación de estos ejercicios, pero también, aprendieron cómo garantizar que todos los ciudadanos puedan ejercer su derecho, aun no teniendo los recursos para organizarlo.

Lo anterior les obligó a replantear varios de los procesos y gastos, incluso, los llevó a crear una nueva distribución geográfica

“Podemos decir con toda tranquilidad que estamos listos y listas para recibir la opinión de la ciudadanía y con el número de mesas que tenemos podemos garantizar que todas las personas que quieran participar, todas tendrían una papeleta, que tienen medidas de seguridad, que su opinión será contada, se seguirán protocolos sanitarios, cadena de custodia, etcétera”, para que puedan opinar.

La consejera electoral Norma Irene de la Cruz valoró que haya grupos de ciudadanos que se apropiaron de esta consulta, empezando por los funcionarios de mesa de recepción de opiniones y quienes observarán la realización de la misma y explicó que parte de la diversidad que se expresa en la democracia, son los movimientos de abstención o anulación de las opiniones.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *