Los traductores también son héroes de la causa editorial

Durante una charla relajada el historietista, ilustrador y pintor argentino Ricardo Siri mejor conocido como «Liniers» (Buenos Aires, 1973), habló sobre sus personajes y el trabajo que lo ha convertido en una de las personalidades más destacadas en el mundo de la cultura de su país.

Esto se dio la tarde de este viernes en su participación dentro del Maratón «Se logra porque se logra», jornada de donaciones organizada por Dependientes de Lectores, en un esfuerzo conjunto para la recaudación de fondos al que se unieron periodistas, artistas, críticos y lectores, amigos y otros aliados.

El caricaturista habló sobre Macanudo, historieta que se publica desde 1999 y que lo catapultó en el mundo editorial de Argentina y muchos otros países, cautivados por sus personajes protagónicos: «Enriqueta», «Fellini», «Madariaga» y muchas otras figuras de estas historias.

“Lo empecé a escribir en Argentina, cuando en todos los lugares había una especie de sensación de fin del mundo, porque habíamos pasado el milenio, se habían caído las Torres Gemelas y George W. Bush estaba invadiendo países; todo era caos, destrucción y pánico”.

Además, destacó el papel de los editores, traductores y editoriales independientes, pues con su trabajo permiten llegar a muchos lugares y llevar sus obras a lectores de diferentes partes del mundo; tal como ocurrió con él, al ser traducido al italiano, inglés, francés, portugués, catalán, entre otros.

“Los traductores muchas veces pasan desapercibidos y la gente se olvida, pero un gran traductor te salva un libro o lo destruye; todos hemos leído versiones horribles y maravillosas de Kafka y sigue siendo el mismo autor. Los traductores también son héroes de la causa”.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *