Lozoya Austin, punta del iceberg contra peñistas

Por Karina A. Rocha Priego

Fuerte y quedo, se ha dicho que hubo “un pacto de caballeros” entre el hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador y el ex Presidente Enrique Peña Nieto respecto a que “no habría cacería de brujas”, por lo menos no contra el ex Presidente. También se ha dicho que, si contra el ex Presidente “el pueblo lo pide, él lo hará”, el hecho es que con las investigaciones que ha llevado a cabo la Unidad de Inteligencia Financiera, han salido a relucir todas las “porquerías” que contra el pueblo de México se hicieron durante la administración peñista, poniéndose cada vez más difícil el “omitir” acción alguna en contra de Peña Nieto o miembros muy cercanos a él.

Sin embargo con la reciente detención de Emilio Lozoya en España y que el PRI le ha desconocido y dejado solo, el ex Director de Pemex, ha decidido sacar a la luz aquel video que alguna vez prometió difundir, donde da “santo y seña” del cómo y quienes saquearon a Pemex, durante el peñismo.

Es más, recordemos que el abogado de Lozoya, Javier Coello Trejo, en algún momento adelantó que “su cliente” exhibiría la participación de Luis Videgaray en la compra de la planta Fertinal y del ex Presidente Peña Nieto con la adquisición de la planta Agro Nitrogenados que la petrolera hizo a Altos Hornos de México

Hoy, esa amenaza se reavivó, cuando Lozoya Austin insistió en que revelará en un video cómo la petrolera que dirigía compró las plantas de Agronitrogenados y Fertinal, además de la responsabilidad que habrían tenido el ex Presidente Enrique Peña Nieto y el ex Secretario de Hacienda Luis Videgaray.

“En el video contará sobre todo el por qué se llevaron a cabo las compras de las plantas de Agronitrogenados y Fertinal, quién autorizó las compras, cómo fueron, también hablará sobre el huachicol en el sexenio pasado y cómo es que Videgaray y Peña saquearon a Pemex”.

Y tendrá que hacerlo. Si Lozoya Austin dice “tener pruebas” contra ex funcionarios peñistas, en un afán de “protegerse” tendrá que darlas a conocer, y más aún cuando los mexicanos presionan por diversas vías a la administración de López Obrador para que se siga la investigación hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga.

Esto es que, luego de su detención y de ser acusado de estar vinculado al caso Odebrecht y a las ventas arriba descritas, es que el pueblo exige, vía redes sociales, que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador profundice la investigación contra Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso, ex titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP); contra éste último pese a los fuertes rumores de que trabaja “como asesor” dentro de la administración de López Obrador.

Por su puesto que “los aplausos”, hoy, son para el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, al que además piden que todos los actos de corrupción cometidos contra el peñismo no queden impunes y que se completen las investigaciones, no solo Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Miranda Nava, Jesús Murillo Karam y tantos otros que tuvieron que ver con esos abusos.

Lozoya Austin, puede ser la punta del “iceberg” de un acto histórico de impartición de justicia. Puede ser la clave del cómo se llevaron más de 600 mil millones de pesos fuera de México y que solo los gozarán unos cuantos mientras el pueblo de México ¡se muere de hambre!

Hay quienes no piden encarcelamiento de estos sujetos, sino que regresen todo lo que se llevaron y que les incaute todo lo que esté a su nombre y a nombre de sus ascendientes y descendientes, de ellos y de todos aquellos que sirvieron de presta nombres. Gentes que, con el simple hecho de “haber firmado un papelito” hoy viven como reyes cuando “eran unos muertos de hambre”, empleados de segunda. Claro que también debemos reconocer que hay otros que, a pesar de haber sido parte de esa administración y tener “encargos importantes”, prefirieron vivir de su sueldo antes de recibir “un peso mal habido”, aunque usted, no lo crea.

Las “cartas ya se echaron”. Se agotan los tiempos de la “la extradición de Lozoya desde España” y, hasta que este sujeto no pise suelo mexicano, las autoridades serán responsables de preparar el terreno para que no se les escape ni un solo detalle en torno a las investigaciones en su contra que permitan encarcelarlo y pedir cuentas a quienes él les sirvió para sus corruptelas.

Ya lo habíamos dicho, Emilio Lozoya ¡no actuó solo!, por tanto, no sería Justicia que éste pagara solo las corruptelas cometidas contra los mexicanos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. El Presidente López Obrador ¡no podrá echar para atrás! en las investigaciones, para que lleguen, insisto, hasta las últimas consecuencias.

Pero, la lista “no termina ahí”, queda pendiente Gerardo Ruiz Esparza y todo su sequito de “sinvergüenzas” cómplices como Oscar Callejo Silva quien está prófugo también; Raúl Murrieta Cummings, Rodrigo Ramírez, entre otros muchos que creen, ya se salieron con la suya. ¿Será?…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *