Mascarilla Teatro cumple 12 años de formar actores en Nayarit

La compañía nayarita Mascarilla Teatro cumple 12 años de ser una agrupación independiente que funciona como un laboratorio de creación artística; de ella surgen propuestas que se convierten en productos culturales especializados en teatro alternativo, con el objetivo de crear nuevos públicos y ofrecer opciones a los actores que la conforman.

Así lo comenta su directora general, Elizabeth Lomelí Sánchez, quien, en conjunto con el director artístico, Luis Méndez Hernández, ambos con más de 45 años de trabajo teatral y con una sólida trayectoria profesional en festivales regionales, nacionales y en el extranjero, están al frente de la compañía.

Mascarilla Teatro está integrada por alrededor de 45 actores, entre niñas, niños, jóvenes y adultos en un rango de edad de 4 a 50 años, quienes están en formación a través de talleres permanentes en diversas disciplinas, “nuestro objetivo es presentar espectáculos de calidad en festivales, encuentros, muestras y coloquios de teatro a nivel nacional e internacional, con un repertorio de obras teatrales, performances y actividades de animación festiva”, resalta la directora Elizabeth Lomelí.

La compañía nació para ser un semillero para muchas agrupaciones locales —asegura Lomelí— porque en Nayarit no hay una escuela de teatro como tal, “esa fue la idea principal por la que ofrecemos talleres permanentes para personas de todas las edades, que brindan las técnicas de actuación que siguen todas las escuelas de teatro del país, con la confianza de ser un taller que les va a ayudar a fomentar sus aptitudes personales y capacidades creativas”.

Entre diversos premios, reconocimientos y apoyos por el trabajo realizado, Mascarilla Teatro ha sido beneficiada en dos ocasiones con el Programa Nacional de Teatro escolar (años 2015 y 2018). También fue seleccionada dentro del Circuito Centro Occidente en dos ocasiones con la obra Doña Democracia, de Luis Méndez Hernández.

Con la obra Juego Cruzado, de Luis Méndez Hernández, participó en el Festival Nacional Chicos y Chicas en Xalapa, Veracruz; en el Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro y en el Maratón de Teatro Infantil y Juvenil en la Ciudad de México, así como en diversos festivales, coloquios y encuentros de teatro.

Dentro de su repertorio de obras se encuentran:  El Despertar de las Mujeres Vampiro, de Maribel Carrasco; ¡Negrona Yeah! y El Héroe de Barrios, de Luis Méndez Hernández; Frida Kahlo, Viva la Vida, de Humberto Robles; Juego cruzado; La Risa Extraviada, de Carlos Corona; Mientras el mundo respira, de Berta Hiriart; SIETE, de Saúl Enríquez, y La Lúser, de Cutberto López, entre otros proyectos cortos y monólogos que se han realizado durante la contingencia sanitaria para plataformas digitales.

“Trabajamos mucho con temáticas para jóvenes con jóvenes y hacemos mucho teatro para infancias, con niñas y niños, involucrándolos.  Tengo actores maravillosos, muy talentosos que toman papeles muy fuertes a temprana edad y se meten mucho en el papel, lo que nos ha llevado muy lejos”, relata la entrevistada.

Por el momento Mascarilla Teatro sigue dando clases en línea además de dar lectura a algunos textos de obras que ya tenían, para no perder práctica, además de ensayar obras que se quedaron pendientes por la suspensión de actividades presenciales.

“Creo que la formación de públicos para esta nueva normalidad será la clave, para ello tenemos mucho que aprender y trabajar. A veces se ve difícil, aunque no imposible, pero nuestros jóvenes han sido la clave, nos dan frescura y nos han aportado mucho, porque muchas ideas son de ellos y muchas cosas técnicas son de ellos y esa retroalimentación es muy buena, tienen mucho que enseñarnos”, concluye Lomelí Sánchez.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *