Metepec estrena ‘lady siete pesos’

Por Karina A. Rocha Priego

No me lo van a creer pero en Metepec, ¡ya tienen a su “lady siete pesos”!, sí querido lector, resulta que la tristemente célebre alcaldesa, Gabriela Gamboa, a decir de testigos de su hazaña, se ha dado a conocer por la mísera cantidad de ¡7 pesos!, que le dio a un guardia de estacionamiento, por dejarla entrar al mismo en un día de vacunación en este municipio.

La señora “alcaldesa” que se dio a conocer “vendiendo juguetes en una plaza de Calimaya”, primero ha demostrado para qué es el poder que ostenta, llegando a la UVM de Metepec, a vacunarse montada en una camioneta Porsche Cayenne, cuyo costo supera el millón ochocientos mil pesos.

Como era de esperarse, el estacionamiento estaba cerrado para dar igualdad de circunstancias a toda la gente que acudía a vacunarse, sin embargo, el oficial encargado de no permitir la entrada a nadie, se vio “presionado por esta mujer” que hizo gala de abuso y prepotencia.

Logró entrar al lugar, estacionar su lujosa camioneta, bajar a su maridito que le acompañaba y vacunarse. La sorpresa fue cuando esta mujer, salió del lugar, no sin antes estirar de mala gana la mano para dar al guardia ¡la módica cantidad de siete pesos! de propina, por dejarla estacionar en donde ¡no se podía estacionar!

La “lady siete pesos”, otra vez da de que hablar, por una parte, sus excentricidades, gozando de una Camioneta Porsche Cayenne, enseñando a todos los que se fueron a vacunar para qué le ha servido el cargo que ostenta y luego con su miserabilidad de dar ¡siete pesos! a un custodio que debió tener horas parado bajo el rayo del sol impidiendo que la gente usara el estacionamiento pues en ese momento era para las personas que se iban a vacunar.

Así están las cosas en Metepec donde Morena, no tiene posibilidades de ganar, sin embargo, esta señora ¡amenaza con perpetuar en el poder a través de los Tribunales Electorales!

Si, querido lector, ésta, como muchos otros morenistas, sabedores de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es “sumiso”, apuestan a que, aun perdiendo, ganarán las alcaldías o diputaciones locales y federales, a través de ¡los tribunales!, una institución a la que también amenazan ¡con desaparecer!…….

QUE CIDH INTERVENGA PENAL DE CHICONAUTLA

En las últimas 72 horas hemos dado cuenta del cómo en el Penal de Chiconautla siguen aplicando las “viejas prácticas”, sobre todo por consigna, de “tortura” en contra de reos que resultan “un estorbo” para la tarea “corrupta” de custodios y directivos que seguramente reciben dinero, no solo de familiares de reos, sino, como en el caso de Emir Garduño Montalvo, de “gentes del poder” que prefieren mantenerlo “callado” porque así conviene a sus intereses particulares.

Recordemos que, a Emir Garduño, mejor conocido como “Lord Rolls Royce” se le detuvo por una falta de tránsito para luego encarcelarlo por ¡43 años!, por el delito de extorsión, del cual es hora en que no aparece el “extorsionado”, pues se sabe que fue un delito “fabricado” por el hoy ex Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, a quien le han señalado, propios y extraños por ¡pederastia!, hechos que si bien “no han sido profundizados en una investigación” es porque el sujeto en cuestión “goza del fuero” como Diputado Federal, pero ello no quiere decir que sea o no cierto.

La realidad es que el encierro de Garduño Montalvo y sobre todo, la sentencia que le fue dictada, ha sido un abuso de autoridad que todavía se pelea en tribunales, pues estarán de acuerdo en que, 43 años de cárcel por haber extorsionado a “un inexistente” pues está cañón, lo que habla, incluso, de la corrupción que se vive en el sistema judicial del Estado de México.

Aunado a ello, queda claro que lo que buscan quienes encerraron a Emir Montalvo es que desaparezca. Ésta no es la primera vez que lo golpean ¡para matarlo! Ha tenido suerte, si, pero es justo que intervengan autoridades de mayor jerarquía en este penal donde, una mujer, la subdirectora, de nombre Irma García Anaya, es capaz de pedir a sus “guarros” que se “jodan a Emir” por denunciar la golpiza que le propinaron, destrozándole una rodilla, significa entonces que ese penal si está hecho una verdadera mafia.

Nos preguntamos, esa mujer ¿con qué cara puede presentarse ante sus hijos, luego de haber mandado encerrar en una celda de castigo a un hombre que fue golpeado hasta destrozarle una pierna? ¿cómo puede dormir cuando se presume que, por dinero, ésta permitió que casi mataran a un interno? No quisiera imaginarla como esposa ¡mucho menos como madre!, pero así fue.

Hoy, Emir Garduño clama por la intervención de la Comisión de Derechos Humanos, los cuales, en el Estado de México, ha sido muy puntual con este caso, pero desgraciadamente “la fuerza del Gobierno” no le permite actuar en consecuencia, de ahí que se exija la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la cual puede ejercer en México, luego de la firma de los Acuerdos de Ginebra del 12 de agosto de 1949, que a través de sus Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad en las Américas, habla del derecho de los presos de tener: trato humano, igualdad y no discriminación, libertad personal, principio de legalidad, debido proceso legal, alimentación, agua potable, ¡salud!, lo cual esta visto que no se está cumpliendo, como muchos otros puntos en este penal “de presos de consigna”.

Las denuncias de los abusos en contra de Garduño Montalvo se seguirán dando a conocer, pues éste, es uno de cientos de casos que se dan en el Penal de Chiconautla, donde la subdirectora, Irma García Anaya, tiene que demostrar a la opinión publica, por qué, incluso, ¡está por encima del director de Penal!, Bertín Arellano Gómez, quien se ha convertido en un “pelele” de esta perversa mujer, mientras las autoridades ¡competentes!, deben investigar cuánto podría estar recibiendo esta mujer ¡por mandar, a la chuta, a golpear a los internos!…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *