México tiene puertas abiertas a migrantes que quieran trabajar: Segob

El Gobierno de México reiteró su política de puertas abiertas a quienes quieran quedarse a trabajar en el país, pero advirtió que serán retornados a su nación de origen quienes solo pretenden utilizar territorio nacional como salvoconducto o como nación de tránsito.

Ello, luego de la posible integración de una nueva caravana migrante procedente de San Pedro Sula, Honduras, en enero de 2020, anotó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“El Gobierno de México está muy abierto, interesado de ser un país hospitalario, de ser un país, de refugio, de ser un país de asilo, como siempre lo ha sido y los migrantes que se quisieran quedar en nuestro país a trabajar, a tener un estatus migratorio… inclusive incorporarse a los programas sociales que nosotros estamos brindando a los mexicanos, bienvenidos», indicó.

“Los que definitivamente quieren únicamente que México sea un salvoconducto o que sea un país de tránsito, nosotros eso no lo estamos aceptando. Estamos aceptando a gente que se quiera quedar en nuestro país trabajando”, acotó la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob).

A pregunta expresa, rechazó que la política migratoria implementada por el Gobierno de México hace la función de “muro” fronterizo de Estados Unidos, para contener la migración centroamericana.

Recordó que durante los gobiernos emanados del Partido Acción Nacional (PAN) de Felipe Calderón y Vicente Fox, se detenían entre 40 y 50 mil migrantes por la patrulla fronteriza, por lo que “estamos volviendo a los números históricos”.

“Entonces, me pregunto por qué están diciendo que estamos siendo el muro, cuando tradicionalmente, históricamente, en los tres sexenios anteriores, era más o menos el número de migrantes detenidos en Estados Unidos, O sea, volvimos a los números históricos, entre 40, 50 y lo más que llegaban los picos era de 60 mil”, expresó.

Cuestionada respecto a si México hace su papel en materia migratoria, acotó: “Lo que siempre ha hecho en relación con las administraciones anteriores. Darles la oportunidad de integrarse laboralmente o en los programas sociales, hoy se les está abriendo esa oportunidad y que, dicho sea de paso, ha sido muy exitosa en muchos temas”.

Sánchez Cordero señaló que en el centro del país se cuenta con un déficit laboral, “todo lo que son cuestiones agrícolas de frutas, de verduras, de brócoli, etcétera, ya ven que todo el centro del país produce frutas y verduras. Tenemos un déficit de mano de obra, inclusive”.

Por otra parte, y en torno a las fricciones que se dan en redes sociales, Olga Sánchez Cordero consideró que en ocasiones son “benditas redes sociales” y en otras tienden a polarizar con una crítica desmedida, “a veces injustificada e insuficiente y con falta de argumentación sólida”.

Consideró que “debemos acostumbrarnos. Yo no me he acostumbrado todavía…mis nietas me corrigen la plana. Benditas redes sociales y también, la crítica dentro de las redes sociales…creo que al final del día, todo toma su nivel. En un momento dado, las cosas toman su nivel, porque los argumentos por los que se critican deben ser sólidos”.

En las redes sociales, expuso la titular de la Segob, hay juicios paralelos que procesan y sentencian a una persona en minutos, de ahí que “habrá que pensar, ponerlo sobre la mesa, cómo se podrían o no regular estas redes sociales”, en torno a las llamadas fake news, políticos o gente de la farándula. “Una fake news puede acabar con una persona en minutos”.

Sánchez Cordero comentó que directivos de Google, Facebook y en general de las redes sociales han avanzado hacia la elaboración de sus propios códigos de ética y para los usuarios, por lo que “tenemos que ir avanzando hacia esto, creo, porque no es posible de que por una supuesta libertad de expresión puedas decir una fake news y no te pase nada”.

En torno a los familiares de algunos funcionarios públicos que aparecen en nóminas de algunas dependencias con salarios “altos”, como el hijo del subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, Alejandro Encinas Nájera (quien labora en la Secretaría del Trabajo con un sueldo bruto de 149 mil 407 pesos), rechazó que se utilice el calificativo de “junior”.

“Él (Alejandro Encinas Nájera) está trabajando como cualquier otra persona y cualquier otro funcionario. No se tiene por qué limitar a una persona que quiere trabajar dentro de la estructura gubernamental en otra secretaría distinta. Además, yo lo conozco personalmente, es un joven altamente calificado, muy profesional.

“¿Cuál junior? ¡Junior! Yo tengo otra opinión de junior, que son gente que no trabaja, que tiene todo un dispositivo de seguridad a su alrededor y de que anda por el mundo sin oficio ni beneficio.

Eso es para mí lo que es junior. Una gente trabajadora, profesional que está haciendo bien su trabajo, en mi opinión -claro no se la opinión, de los críticos- es una gente que está trabajando”, concluyó.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *