Miles de mujeres exigirán respeto e igualdad

Por Karina A. Rocha Priego

Ya todo está dispuesto para #UnDíaMásSinNosotras, paro que se llevará a cabo en 30 ciudades del país el próximo lunes 9 de marzo; movimiento que, sin lugar a dudas, no ha caído bien a muchos, toda vez que el sector productivo, lo encabezan las mujeres, y son precisamente éstas las que no saldrán a trabajar en un afán de participar en el movimiento.

Para ello, aseguran se está concentrando toda la información en un pliego petitorio para que se envíe a las autoridades y su publicación con el objetivo de trabajar en conjunto luego del paro, este mismo, planean enviarlo al Senado de la República.

Sin embargo, recordemos que previo al Paro Nacional, se llevará a cabo la marcha Un Día sin Nosotras que se llevará a cabo el domingo y el paro nacional del lunes 9 de marzo, por el cual se trabaja para formar una red nacional, la cual, tenga un compromiso para darle seguimiento a ese tema, con el objetivo de que no quede solamente como algo “anecdótico”.

Es importante destacar que para muchos “caballeros”, este Paro Nacional no es más que un “mitote” armado por mujeres para que sean “tomadas en cuenta”, lo cual está lejos de ser cierto. Hartas miles y miles de féminas que de alguna manera han sido víctimas de la violencia de género, pretenden demostrar que “las mujeres”, ésas que son objeto sexual, de labor, de burla, realmente son indispensables para el desarrollo de este país y el trato hacia ellas debe ser de gran consideración y respeto.

Hoy por hoy, cientos de miles de mujeres “son el pilar de su hogar” al ser “madres solteras” y tener la necesidad, no solo de mantener a sus familias, sino de competir con los caballeros que “les dan trabajo” atendiendo a su necesidad de “solteras”. Lo digo, como se piensa, sin embargo, sabemos perfectamente que más del 51% de la población en México, ¡son mujeres!

Pero no deja de ser increíble, queridos lectores, ver cómo,  aún con todo lo que se ha venido diciendo respecto a esta marcha y paro nacional, los “patrones de empresas”, se paran el cuello asegurando que a las mujeres “bajo su mando” se les “da el permiso de poder faltar ese día a sus respectivos trabajos” cuando en realidad “no es un permiso” el que piden, sino un derecho el que hacen valer las mujeres.

Esto quedó de manifiesto cuando algunas empresas dieron a conocer a través de sus redes sociales que “darán el día libre a toda aquella mujer que decida participar en el paro nacional que se llevará a cabo el 9 de marzo”, cuando insistimos, “no es que se les dé el permiso, es que se van a tomar el día como un derecho a manifestarse”.

Ahora, como en todo, hay quienes opinan que no es con manifestaciones y paros como se resolverá el grave problema de violencia que viven las mujeres en este país. Mientras las autoridades competentes ¡no apliquen la ley! como debieren en contra de agresores y feminicidas, el problema no se detendrá.

Los vicios o “agujeros negros” en Códigos Penales de cada Estado de la República, y en la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, vicios creados y faltas cometidas por policías, ministerios públicos, investigadores, jueces y ¡hasta magistrados!, han permitido que cientos de delincuentes queden libres “por falta de pruebas”. Aún en las cárceles, estos delincuentes gozan de privilegios que “compran” a las autoridades para “hacer valer su poder”, lo que ha derivado en que cientos de miles de casos queden ¡impunes!

Esas “fallas” las vemos a diario. Un ejemplo reciente y claro, sin lugar a dudas, la detención de los feminicidas de la pequeña Fátima; delincuentes que fueron “denunciados” por la tía de uno de ellos –por aquello de cobrar la recompensa- y que fueron “detenidos” por una falta menor, ante la carencia en ese momento de una “orden de aprehensión en su contra”. Quienes los detuvieron, lo hicieron por el delito de “cohecho”, al asegurar que los asesinos de la niña habían ofrecido dinero a los uniformados para dejarlos libres, de ahí que ambos hayan sido “asegurados” pero, estarán de acuerdo, ese delito “se lo sacaron de la manga”, y aún se está integrando el caso para que estos asesinos, compurguen la pena que merecen por tal crimen.

Pero si algo falla, estos asesinos podrían quedar en libertad, y sería “un cuento de nunca acabar”, mientras otro feminicidio “quedaría impune”. De verdad cambiar “la ideología machista” en este país, llevará más que marchas y paros de mujeres cambiarlo. Mientras las fuerzas políticas estén manejadas por “hombres”; mientras las mujeres sean “co dependientes” de un “esposo”, en lugar de ser “solo parte de una familia”, la situación contra las mujeres, en México, no cambiará.

Mientras en los centros de trabajo o escolares, el “acoso” no sea realmente castigado; mientras los directivos de los centros escolares, protejan a los acosadores; mientras los uniformados, incluso, sean ¡esos acosadores!, nada frenará el grave problema de la violencia de género en  México.

Mientras los políticos, utilicen a las mujeres como “mercancía barata”, amenacen, señalen, este mal no terminará. Y casos concretos hay muchos. Un ejemplo de abuso e impunidad, sin lugar a dudas, tiene que ver con el tristemente célebre ex Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, a quien en algún momento señalaron de “pederasta” (niños y niñas) y ¡nadie hizo nada!. El sujeto en cuestión hoy es “senador” sí, pero no lo será por siempre entonces, la fuerza de hoy, puede ser su debilidad mañana, si las leyes actuaran bien en México.

¿Cuántas veces no se ha dicho de las fiestecitas que políticos mexicanos hacen –siempre- usando a jovencitas a las que, compran por unas monedas para luego desecharlas? Y ¿hoy hablan de igualdad de género? Mientras prevalezca la impunidad “como moneda de cambio entre el sistema penal mexicano y delincuentes de cuello blanco”, ¡jamás trabajará la ley en nuestro país para ¡lo que fue creada! Y ¿qué decir de las actrices vendidas por sus empresas televisoras a empresarios y políticos para convertirlas en sus esposas? ¿Eso no cuenta contra las mujeres? ¡Claro, estas fulanitas ponen el mal ejemplo!, pero no dejan de ser ¡moneda de cambio!

Sí, ¡hagamos valer la fuerza de las mujeres!, con la marcha del 8 y el paro del 9 de marzo, sí; pero no esperemos buenos resultados y menos de inmediato. Por lo pronto, muchas mujeres están amenazadas “por sus patrones” (sic) de sancionarlas si participan en el paro nacional. Como lo ha hecho saber la SEP a través de un Memorándum dirigido a sus empleadas maestras a las que se les hace saber que “la que falte el día 9, no solo se les descontará el día, sino que serán acreedoras a otra sanción económica ¡por rebeldía y abandono de labores! Y bueno, para terminar, en varias ocasiones ha quedado más que claro que “las mujeres, pueden ser tan salvajes o más, que los hombres”, por lo que se espera que en esta marcha programada para el domingo 8 de marzo, se sepan comportar y no destruyan el patrimonio ¡de sus hijos! ¡Aguas!, son mujeres, madres, tías, abuelas, hermanas, que se manifiestan, sí, pero las que son madres, deben pensar en qué heredaran a sus hijos, esperando que, la historia y cultura de México, “queden intactas” al paso de esta marcha…….

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *