Mueren cinco soldados turcos en ofensiva siria

Cinco soldados turcos murieron el lunes en Siria por disparos de artillería del régimen de Damasco, en un nuevo brote de violencia en el noroeste del país en guerra, donde una ofensiva del poder de Bashar Al Asad y su aliada Rusia dejó cerca de 700.000 desplazados.

Los enfrentamientos entre las fuerzas turcas y Damasco llegan en un contexto de tensiones entre los dos países vecinos, una semana después de combates en el noroeste sirio que dejaron una veintena de muertos en ambos lados.

El régimen, con el apoyo de los ataques aéreos de Rusia, logró en los últimos meses varias victorias ante los yihadistas y rebeldes de la región de Idlib, a pesar de las advertencias de Turquía.

El gobierno turco, que apoya a los rebeldes en el noroeste de Siria donde desplegó tropas, teme que las operaciones del régimen provoquen nuevas llegadas hacia su frontera, actualmente cerrada.

El lunes cinco soldados turcos murieron por disparos de artillería del régimen, anunció el ministerio turco de Defensa.

Otros cinco soldados resultaron heridos debido a esos disparos contra posiciones turcas en la provincia de Idlib, indicó el ministerio en un comunicado, que agrega que las fuerzas turcas respondieron al ataque.

Por su parte el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), indicó que los disparos de cohetes del régimen contra el aeropuerto militar de Taftanaz, en la provincia de Idlib, provocaron «muertos y heridos» en las tropas turcas estacionadas allí.

En los últimos días Turquía siguió enviando tropas y blindados que a veces se desplegaron en nuevas posiciones militares en el noroeste de Siria.

La violencia en las provincias vecinas de Idleb y Alepo obligaron a desplazarse a 689.000 personas desde diciembre, indicó el lunes a la AFP David Swanson, un portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Los civiles abandonan sus casas para buscar refugio en zonas relativamente tranquilas más al norte, en muchos casos cercanas a la frontera turca.

«Ciudades enteras quedaron vacías mientras un número cada vez mayor de civiles huyen hacia el norte, hacia territorios considerados como más seguros pero que cada vez son más pequeños», dijo Swanson.

Al menos nueve civiles, entre ellos seis niños, murieron en bombardeos rusos la madrugada del lunes en el pueblo de Abin Semaan, en el oeste de Alepo, según el OSDH.

Este nuevo balance lleva a 29 el número de civiles muertos desde el domingo en los bombardeos del régimen y Rusia, indicó el OSDH.

Por la noche los socorristas de la defensa civil, conocidos como «Cascos Blancos», buscaban a personas entre los escombros en Abin Semaan, en medio del frío glacial.

Uno de ellos llevaba a una niña en brazos, indicó un periodista de la AFP.

La operación militar del régimen mató a más de 350 civiles desde mediados de diciembre, según el OSDH.

El poder sirio siempre dijo querer reconquistar la totalidad de la provincia de Idlib, el último gran bastión de yihadistas y rebeldes en un país dividido por la guerra desde 2011.

Un poco más de la mitad de la provincia y de los sectores cercanos de las provincias de Alepo, Hama y Latakia siguen dominados por los yihadistas de Hayat Tahrir Al Cham (HTS, ex rama siria de Al Qaida).

Esta región de tres millones de habitantes también alberga otros grupúsculos yihadistas y grupos rebeldes debilitados.

Desde el domingo, los ataques sirios y rusos se concentraron en un sector cercano a la autopista estratégica M5, que el régimen quiere retomar.

Esta vía une la ciudad de Alepo, en el norte, con Damasco, la capital.

El avance de las fuerzas del régimen acrecenta las tensiones con Turquía y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan puso un ultimátum al régimen sirio para que se aleje sus tropas de los puestos de observación militares turcos antes de que termine febrero.

El conflicto en Siria dejó más de 380.000 muertos desde 2011 y llevó al exilio a más de la mitad de la población del país.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *