‘Mulán’ y ‘Tenet’ siguen retrasando su estreno

Adiós a Tenet, Mulán, Un lugar tranquilo 2… al menos de momento. Aquel que todavía albergaba la esperanza de ver el taquillazo de turno en la gran pantalla tendrá que seguir esperando. Y quien sabe hasta cuándo. Después de varios retrasos, Warner Bros. decidió posponer Tenet indefinidamente, la nueva apuesta de Christopher Nolan que la industria y los cines veían como la gran salvadora de la temporada. Era la película que supuestamente levantaría el telón a este capítulo oscuro de nuestra historia, devolviendo los espectadores a las salas en masa (o esa era la esperanza).

La importancia de Tenet es realmente abrumadora. Cada uno de sus retrasos fue posponiendo el calendario de estrenos en general y tras su último anuncio, el resto de estudios han movido sus fichas: Disney anunció el retraso indefinido de Mulán, Paramount pasa Un lugar tranquilo 2 y Top Gun: Maverick a 2021 (cuando iban a estrenarse en septiembre y diciembre respectivamente).

Y hay más, Disney reacomodó el estreno de las secuelas de Avatar, así como la próxima entrega de películas de Star Wars, retrasándolas todas un año (Avatar 2 se mueve a 2022 -cuando iba a estrenarse en diciembre de 2021- pasando sus continuaciones un año más tarde a 2024, 2026 y 2028 y Star Wars pasa a 2023 (en lugar de 2022) seguida por otras dos películas aun sin título en 2025 y 2027).

Además, Disney también ha retrasado indefinidamente lo nuevo de Wes Anderson, The French Dispatch -que suena para los próximos Óscar- y ha pasado The last duel de Ridley Scott a octubre de 2021 cuando en teoría íbamos a verla estas Navidades.

James Cameron afirmó en Instagram que “no hay nadie más decepcionado” que él, explicando que muchos no saben que parte de la producción virtual que requieren las secuelas de Avatar se realiza en un estudio en Los Angeles y la pandemia no les permite reiniciar dicha etapa allí. Mientras un vocero de Disney dijo en un comunicado que “durante los últimos meses, hemos visto que nada está grabado en piedra cuando se trata de estrenos durante una crisis de salud mundial y hoy eso significa pausar nuestros planes para estrenar Mulán mientras revisamos cómo podemos llevar esta película a las audiencias del mundo efectivamente” (vía THR).

La decisión es un golpe bajo para los cines que esperaban con ansías la llegada de Mulán y Tenet en agosto. Pero también para los simples mortales en general. Y es que si queremos saber qué cerca -o lejos- estamos de la nueva normalidad, solo tenemos que ver el calendario de estrenos de las películas más esperadas o costosas que iban a estrenarse este año. Hollywood no quiere arriesgarse.

Muchos cines todavía están cerrados en gran parte del mundo, sobre todo en EEUU donde la pandemia no está dando tregua, y para películas con una inversión que supera las nueve cifras, es primordial contar con una industria saludable: cines abiertos y público dispuesto a ir a las salas que tampoco pueden llenarse al completo debido al distanciamiento social.

La única vía viable para llegar al público global es el streaming y quizás a eso se refiere el vocero de Disney al hablar de “revisar cómo podemos llevar esta película a las audiencias del mundo efectivamente”. Aunque, personalmente, dudo mucho que estrenen la cinta de Niki Caro en Disney+. Es un producto demasiado goloso como para perder la ganancia del box office teniendo en cuenta que se trata de uno de los reboots en acción real de sus grandes clásicos, con posibilidades de repetir el éxito multimillonario de antecesoras como El rey león, La Bella y la Bestia o Aladdín.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *