Museo del Niño tendrá exhibiciones para bebés

Museo del Niño tendrá exhibiciones para bebés

El Sistema Papalote integrado por los Museos del Niño ubicados en las ciudades de México, Cuernavaca y Monterrey, instauró el nuevo Programa Primera Infancia dirigido a infantes de 0 a 5 años, para quienes abrirán nuevos espacios en esas tres sedes con el fin de favorecer su desarrollo de habilidades y propiciar la convivencia con sus padres o cuidadores.     

El cerebro de los bebés, cuyo 80 por ciento se forma antes de que cumplan los tres años de edad, hace nuevas conexiones a una velocidad sorprendente que nunca se repetirá al tiempo que se consolidan las bases para establecer sus relaciones afectivas, desarrollar habilidades básicas y formar la visión que tienen tanto de sí mismos como del mundo en el que viven.     

Por eso como parte del diseño e implementación de exhibiciones, y en alianza con una compañía de cuidado de la salud, se creó un comité de expertas en juegos, salud, nutrición y estimulación, que desarrolló las experiencias “El bosque de las maravillas”, “El tallercito” y “Pequeños a bordo” que serán inauguradas en su espacio en el Bosque de Chapultepec a mediados de diciembre de 2019; mientras que el próximo año será el turno de “La Casita”, en Cuernavaca.     

La primera exhibición representa un bosque a diferentes horas del día, donde los niños podrán explorar y percibir la naturaleza como un mundo divertido, conocerán las relaciones entre los seres vivos y su entorno y fortalecerán el vínculo afectivo con sus acompañantes, con actividades como “convertirse en conejo” al entrar en una madriguera y estudiar bichos.     

En “Pequeños a bordo” -que se instalará la zona Laboratorio de Ideas-, los pequeños visitantes tendrán su primer acercamiento a la programación a través del juego con un tren y sus vías, del cual dirigirán sus acciones e imaginarán sus aventuras, indicó el Papalote en un comunicado.     

“El tallercito” les permitirá desarrollar habilidades cognitivas, al resolver retos y ejercitar su motricidad fina gracias a la manipulación de objetos de uso cotidiano; identificar fenómenos como el magnetismo, la fuerza y la velocidad; comparar y clasificar materiales por sus propiedades, así como elaborar un muro de actividades, una balanza, una polea y rampas para carritos.

Alejandro Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *