‘No podía respirar’; Chávez Jr.

Julio César Chávez Jr. salió de la Talking Stick Resort Arena visiblemente afectado por la colérica reacción del público tras no disputar el sexto round ante Daniel Jacobs, aunque también con la tenue satisfacción de haber sido mejor en el enfrentamiento. 

Chávez consideró que dominó el encuentro, que mostró buenas hechuras a pesar de tener dos años sin pelear de forma profesional, y dijo que solo se inclinó a favor del estadounidense por las artimañas que demostró. Lo calificó de «cochino».

«Iba dominando la pelea, pienso yo; empezaba a recortar la distancia y cuando él se sintió en aprietos me cortó con un codazo; después me dio otro cabezazo en la nariz y me pegó un upper que fue el que me quebró la nariz y ya no podía respirar, además de que estaba tragando mucha sangre. En ese momento ya no pude continuar», comentó.

A su parecer, la mayoría de los cinco rounds disputados habían sido a su favor a pesar de las pocas facilidades que dio Jacobs para pelear, además de que criticó la actuación del juez quien ni siquiera le dio una amonestación por ensuciar el encuentro.

Por otra parte, se mostró confiado que la pelea ante Jacobs «no será la última» en su carrera profesional, aunque se sentará a analizar bien lo que sucedió en la casa de los Suns de Phoenix, curiosamente el mismo recinto en el que su padre disputó su última pelea.

Chávez debió abandonar la arena resguardado después de que los aficionados comenzaran a lanzar cualquier cantidad de objetos después de que ya no saliera a disputar el sexto round. 

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *