‘No somos chavistas, no somos comunistas’: Pedro Castillo

El izquierdista Pedro Castillo festeja su triunfo en las elecciones peruanas a pesar de que las autoridades aún no han proclamado ganador.

Este martes, tras casi 10 días de una carrera apretada en el escrutinio desde los comicios del pasado 6 de junio, Castillo obtuvo un 50,125% de los votos frente al 49,875% de su rival derechista Keiko Fujimori.

Aún quedan por resolver los pedidos de nulidad de actas de votación presentados por los partidos de ambos postulantes, la mayoría por parte de Fuerza Popular, la formación de Fujimori.

Pero mientras las autoridades oficializan los resultados, Castillo ya se considera presidente. Así lo ha escrito en el perfil de su cuenta oficial en Twitter.

Y este martes en la noche, tras contabilizarse el 100% de actas, salió al balcón de la sede de su partido Perú Libre, en Lima, para dirigirse a todos los peruanos.

Estas fueron algunas de sus frases más destacadas.

Perú Libre, el partido de Castillo, se autodefine como marxista-leninista.

Y en su campaña, el candidato ha propuesto, entre otras iniciativas económicas, cambiar la función del Estado peruano en la economía, pasando de ser «supervisor» a «interventor, planificador, innovador, empresario y protector».

Muchos han señalado que la candidatura de Castillo está influida por los gobiernos izquierdistas de Evo Morales en Bolivia o Rafael Correa en Ecuador.

En un Perú polarizado entre dos candidatos radicalmente opuestos, muchos han utilizado las ideas de Castillo como arma arrojadiza.

Sin embargo, en el discurso de este martes se desmarcó de las etiquetas comunistas con esta especie de autodescripción de su programa:

«No somos chavistas. No somos comunistas. Somos trabajadores. Somos emprendedores y garantizaremos una economía estable, respetando la propiedad privada, respetando la inversión privada y por encima de todo respetando los derechos fundamentales, como el derecho a la educación y la salud».

Castillo también quiso a invocar a la unidad peruana tras un año especialmente difícil.

Perú, al igual que muchos países de la región, ha sufrido los estragos económicos y humanos de la pandemia con más de 180.000 muertos.

La crisis sanitaria y económica también ha ido acompañada de una polarización política sin precedentes que se tradujo en el estrecho margen que da ventaja a Castillo sobre una candidata de ideas completamente opuestas.

Por ello Castillo insistió en que «hoy es el momento de la gran unidad del pueblo peruano, para gestar una lucha, no solamente contra la pandemia sino con otras pandemias que ha habido en estos últimos 30 años».

El conteo de actas se ha extendido durante casi 10 días. Hasta el último momento, Castillo y Fujimori han mantenido una apretada lucha por la presidencia.

Y ahora que están todas las actas contabilizadas, los pedidos de nulidad de votos siguen retrasando la proclamación oficial del ganador.

Todo en medio de la crisis institucional peruana que ha hecho que el país haya tenido cuatro presidentes en cuatro años.

Castillo ha pedido que se le certifique como ganador y se deje de alargar su proclamación.

«Invoco a las autoridades electorales que de una vez por todas ya dejemos de estar alargando y seguir teniendo en zozobra al pueblo peruano y se respete la voluntad popular de este país».

En ese sentido, también reclamó a que las autoridades pertinentes se mantengan vigilantes en Perú para que el país «nunca más se desestabilice, divida o se golpee a la democracia».

«El pueblo peruano ha levantado la cabeza para decir democráticamente: ¡vamos a salvar a la patria!», añadió entre los vítores de sus seguidores.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *