Nuestro sistema judicial es sólido: Zvi Tal

El embajador de Israel en México, Zvi Tal, afirmó que el mundo puede esperar justicia y transparencia en el proceso acusatorio que se sigue en su país contra el actual primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Luego de ser cuestionado por las acusaciones que pesan sobre el mandatario, subrayó que el sistema judicial israelí “es muy robusto”, lo cual se ha demostrado en procesos anteriores contra ministros y altos cargos políticos acusados no sólo de corrupción, sino también de otros delitos sensibles.

“La corrupción es un gran problema. Creo que en todo el mundo es un gran desafío para los políticos y para las personas que tienen poder, pero probablemente puedo decir que nuestro sistema judicial es muy robusto y se ha demostrado en el pasado con ministros acusados”, dijo Tal.

De hecho, “ya tenemos un primer ministro que fue acusado y enviado a la cárcel, y también un presidente”, recordó el diplomático, en referencia a los casos de Ehud Ólmert y Moshé Katsav, respectivamente.

Ólmert, primer ministro de Israel de 2006 a 2008, se convirtió en la primera persona de la historia de ese país que, habiendo detentado dicho cargo, fue enviado a prisión. Ello, luego de que en diciembre de 2015 el Tribunal Supremo le condenase por los delitos de corrupción y obstrucción a la justicia.

Por su parte, Katsav, presidente de Israel entre 2000 y 2007, fue condenado en 2010 a siete años de cárcel por un delito de violación y varias agresiones sexuales. Luego de haber cumplido cinco años de la condena, le fue otorgada la libertad condicional en diciembre de 2016.

Según Tal, la lucha contra corrupción es un tema que algunos de los partidos israelíes han posicionado en sus programas y “lo han puesto muy alto en sus agendas. “Espero que de alguna manera podamos combatir y tener normas más estables para enfrentar la corrupción, sin concesiones”, agregó.

Este martes, el Fiscal General israelí, Avichai Mandelblit, presentó la acusación formal contra Netanyahu por presuntos cargos de soborno, fraude y abuso de confianza.

El líder del partido Likud, ocupante de la más alta responsabilidad política del país del Medio Oriente, había informado previamente al presidente del Parlamento que retiraba su petición de inmunidad de enjuiciamiento, con lo cual evitó las disputas parlamentarias que podrían haberse suscitado antes de la acusación formal.

De tal suerte, Netanyahu será la primera persona en la historia de Israel en ser enjuiciada por cargos criminales mientras ocupa la responsabilidad de primer ministro.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *