Objetos cotidianos cobran vida en «Argento»

«Conjuro», «Ella», «Elle», «Origen» y «Zita», criaturas que asemejan animales elaboradas con objetos que se utilizan en la vida cotidiana, del escultor Pablo Castillo, se encuentran en el Palacio de Minería con su exposición “Argento”.

«Gozo mucho haciéndolas, las realizo con mucho amor e inspiración y espero siempre captar la atención de los artistas que todavía no lo son, que no saben que lo serán, personas que son muy pequeñas, que están descubriendo la vida, pero que el impacto de las piezas los motive e inspire».

Comentó que su arte nació por la admiración de los objetos que se utilizan en la vida diaria, como un reloj, pinzas para cabello, un radio, un cráneo, aretes, cuernos, fierros, plásticos, entre otros.

—Son muy interesantes, de un tiempo para acá todo tiene un gran diseño industrial o gráfico y vemos objetos que parecerían insignificantes, pero tienen una belleza por si misma, son muy interesantes y enmarcan más la belleza de los objetos. Entonces tomé esas piezas y dejaron de ser un desarmador o unas pinzas para el pelo, para convertirse en una mandíbula o un oído.

La creación de estas piezas se da a partir de una idea primaria, pero no a base de un boceto o una idea fija, ya que, dijo, se debe de ser flexible para que la propia pieza “se haga sola y respeto que se forme sola”.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *