¿Pagar por trabajar?

Un tema que ha llamado nuestra atención, sin lugar a dudas tiene que ver con las “medidas de austeridad” adoptadas por el Gobierno Federal, pero en este caso, con lo que pretenden llevar a cabo en la Secretaría de Economía donde, casi, casi, esperan que los “empleados paguen por ser empleados”.

Y es que, al menos al 75 por ciento de los empleados ¡les retirarán los equipos de cómputo”. Esto es que, 3 de cada cuatro computadoras que haya en la Secretaría serán retiradas y los trabajadores difícilmente podrán cumplir con sus funciones.

Sin embargo, a éstos, les dieron dos opciones, una hacer uso de su computadora “personal” o pagar 4,000 pesos para mantener su equipo y seguir laborando. Ello, como resultado de la restricción de recursos presupuestarios.

Es importante señalar que, aún sin poner al cien por ciento en marcha el decreto de austeridad del Gobierno Federal, todos los mexicanos están inmersos en una “profunda austeridad” provocada por la pandemia del coronavirus, destacando que, debido al confinamiento al que nos vimos obligados todos los mexicanos, se perdieron millones de empleos, y los que tienen “la fortuna” de seguir conservando su trabajo, han sido afectados en su salario, pues a muchos se les disminuyó el sueldo hasta en un 50 por ciento.

Cabe recordar que el pasado 23 de abril de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador publicó en el Diario Oficial de la Federación, un decreto de 11 medidas de austeridad entre los que se incluye no ejercer el 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros, lo cual pudo llevarse a cabo, repito, debido al confinamiento.

Y es que, recordemos que por tal situación la mayoría de los trabajadores de las secretarías y dependencias del gobierno federal trabajaron en sus hogares, estas medidas que surtían el “efecto ahorrador”, sin embargo, será esta semana cuando la mayoría de los empleados regresen a sus oficinas, pero literalmente ¡no tendrán con que trabajar!, por lo que muchos temen que ese “solo sea un pretexto para despedirlos”.

Por otro lado, es preocupante y un tanto “incongruente” que empleados de la Secretaría de Economía y puede que de otras secretarías más ¡tengan que pagar por trabajar!, cuando se presume las prestaciones laborales sufrirían un cambio importante en beneficio de la clase laboral.

La pandemia, sin lugar a dudas, ha puesto en “jaque” a todos los mexicanos. Ricos y pobres. Viejos y jóvenes. Muchos perdieron sus empleos y otros tantos viven al día y, de todos los niveles, su situación económica es realmente raquítica. Unos conservan sus empleos, ya lo dijimos, otros fueron despedidos y otros esperan a ver qué pasa, sin embargo ello ha llevado a que a que los niveles de delincuencia se hayan incrementado de manera considerable, al grado de que la gente ha salido a “robar” hasta una “bolsa de mandado” a las amas de casa que acuden a las tiendas de autoservicio.

Y, querido lector, si a eso le sumamos que muchos “burócratas” que conservan sus espacios en el servicio público, ¡tienen que pagar por trabajar!, la pregunta sería ¿cuántos miles de empleos más se perderán? Pues ¿cuántos tendrán esos 4 mil pesos libres para pagar por que les presten un equipo de cómputo para seguir laborando?, cuando, dicho sea de paso, sabemos que los sueldos, también sufrieron severas caídas.  Sin lugar a dudas, ¡jamás se había vivido en México tal situación!, ¿o sí?…

REANUDARÁN ACTIVIDADES ECONOMICAS EN EDOMEX

Hoy “el día más esperado” después de meses de confinamiento, se ha dado a conocer que reanudarán algunas actividades pensando en la economía familiar, como la reapertura de pequeños negocios, y dará inició la preparación para un regreso seguro y ordenado de éstas.

Eso no significa que las medidas sanitarias deban desaparecer, por el contrario, los ciudadanos serán más estrictamente vigilados pues, a pesar de que, según las autoridades, en la entidad se llevan tres semanas con disminución en el número de hospitalizaciones y el ritmo de contagios por COVID-19 se ha estabilizado, no significa que la epidemia haya cesado, solo disminuyó y eso permite que la población retome ciertas actividades.

Ahora bien, lo que podrá hacerse a partir de hoy 6 de julio, será abrir los pequeños comercios como palerías, tiendas de ropa, mueblerías, refaccionarias, tiendas de electrónicos. Así también estéticas, tintorerías, talleres, locales de reparación de electrodomésticos y mantenimiento en general, la industria manufacturera.

En lo que a restaurantes, hoteles y tiendas departamentales se refiere, así como centros comerciales, estos podrán abrir pero con un aforo máximo del 30 por ciento, sin descuida las medidas sanitarias como el lavado de manos y sobre todo el cubrebocas.

Cabe comentar que, pese a que muchos giros comerciales estarán autorizados para abrir sus puertas, se busca que no se creen aglomeraciones en los establecimientos, pues sigue en funciones “la sana distancia” y el cubrebocas -insisto- pues lo que se haga en estos próximos días ayudará a prevenir el incremento en el número de contagios y hospitalizados.

¡No perdamos el piso! Sí, se trabajará por alcanzar “la nueva normalidad”, pero los ciudadanos debemos ser conscientes de una cosa, no es el gobierno el que “dará la pauta” de cuando se puede salir y cuando no, sino los propios ciudadanos en la medida que cumplan con las disposiciones de las autoridades; ante esto, no se puede olvidar que, continúa la “sana distancia” y el uso de cubrebocas…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *