Peña Nieto, designado por el DTEUA por cleptocracia ¿y…..?

¿Y ahora, cuál será la estrategia? Contra las declaraciones del ex Director de PEMEX, Emilio Lozoya Austin sobre los actos de corrupción cometidos por él, por instrucciones del ex Presidente Enrique Peña Nieto y el Secretario de Hacienda y ex Canciller mexicano, Luis Videgaray Caso, éstos se han podido defender.

Al parecer, ese equipo “peñista” tiene un “AS” bajo la manga, incluso, no ha sido necesaria la presencia de su abogado Juan Collado que, dicho sea de paso, aunque lo necesitaran, éste se encuentra encarcelado.

Lo que queremos decir en este punto, es que al parecer Peña Nieto no está preocupado de las acusaciones. Emilio Lozoya se la está jugando pues dicen, también hay evidencia que él actuó por voluntad propia, lo cierto es que el caso Lozoya se ha ido apagando.

Pero surgió algo más y la pregunta sería si el equipo de Peña Nieto está preparado para esto pues, si bien es cierto que Videgaray tiene “muy buenas relaciones” con autoridades norteamericanas, esto que se dio a conocer recientemente, no debe ser un tema “fácil” de diluir.

Y es que, Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad difundió que en 2017 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó al hoy ex Presidente Enrique Peña Nieto en un reporte de “cleptocracia” esto luego de las acusaciones de corrupción en el gobierno mexicano.

La cleptocracia es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político y/o el peculado, de forma que estas acciones delictivas quedan impunes debido a que todos los sectores del poder están corruptos, desde la justicia, funcionarios de la ley y todo el sistema político y económico. Es un término de reciente acuñación, y se suele usar despectivamente para decir que un gobierno es corrupto y ladrón.

Según el reporte dado a conocer, es que, debido a las irregularidades durante la campaña presidencial del 2012, es que Peña Nieto fue incluido por el Departamento del Tesoro en ese reporte de “cleptocracia”.

Ello fue en el 2017 pues presuntamente, el ex mandatario tenía relación con Juan José Rendón, consultor internacional venezolano simpatizante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por lo que se dice, “pudo” haber incurrido en espionaje electoral durante esa campaña presidencial del 2012.

Según MCCI Rendón envió seis transferencias bancarias por un total de 180 mil dólares entre el 21 de julio del 2016 y 6 de marzo del 2017, transferencias que podrían estar vinculadas a Peña Nieto.

Por otro lado, en 2016, el diario británico The Guardian, dio a conocer que el venezolano instaló equipos de espionaje en las oficinas de campaña de los rivales de Peña Nieto, lo cual pudiera ser constatado tras las declaraciones de Emilio Lozoya ante la Fiscalía General de la República (FGR), donde asegura que el equipo de campaña de Peña Nieto contrató los servicios de Rendón. Pero estos no fueron reportados como gastos de campaña.

Debido a dichas irregularidades durante la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012, es que el Departamento del Tesoro lo incluyó en el delito de cleptocracia.

Según se ha informado en medios de Venezuela, Juan José Rendón es quien orquestó la pinta de bardas en las que un partido de ese país presuntamente mostraba apoyo para el hoy presidente de México.

Ahora bien, esta es parte de la investigación que medios internacionales llevan a cabo, sin embargo, designar a Peña Nieto por el Departamento del Tesoro en 2017, no parece haberle afectado para terminar su mandato. Dudamos, incluso, que esa designación haya afectado a él o a su familia para entrar y salir de los Estados Unidos como mejor le pareciera o parezca. Me refiero, a que dudamos que haya éste perdido su visado norteamericano por el hecho de haber tenido “como cómplice” a un venezolano como estratega político para alcanzar la Presidencia de México.

Es más, si bien es cierto que las relaciones internacionales entre Estados Unidos y Venezuela siempre fueron “estrechas”, desde 1998, año en el que ganó el presidente Hugo Chávez ha habido tensión entre los dos países, sin embargo esta se ha ido restaurando desde que el 23 de enero de 2019 Juan Guaidó se juramentara como presidente de Venezuela, ya que anteriormente Estados Unidos había impuesto sanciones a altos funcionarios venezolanos como el presidente Nicolás Maduro, pero el 27 de enero de 2019 fue designado por la Asamblea Nacional y aceptado por el Secretario Mike Pompeo a Carlos Vecchio como Encargado de Negocios de Venezuela en Estados Unidos.

Ahora bien, eso es hablando de Estados Unidos, pero México siempre ha tenido buenas relaciones con Venezuela, el hecho de que hayan designado por cleptocracia a Peña Nieto en 2017, suponemos, solo fue un “llamado de atención” por posibles manejos irresponsables de recursos a favor del ex presidente mexicano, recursos que “engordaran” el cochinito con el que “pagó la Presidencia de México”,  pero no se le ve mayor trascendencia a la difusión de esta noticia, empezando porque, el concepto “cleptocracia”, no es del todo común.

Noticia hubiera sido que le cancelaran su visado norteamericano y que tenga prohibido pisar suelo vecino, pero al parecer no ha sido así. Sin embargo, no podemos negar que el ex Presidente, pasará a la historia por haber sido designado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por ¡cleptocracia!, a no ser, claro está, que las “buenas relaciones” de Videgaray Caso, con autoridades norteamericanas, hayan logrado “eliminar” a Peña Nieto de esa designación para protegerlo durante el último año de su mandato…..

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *