‘Pequeñas Grandes Cosas’, una obra para el corazón

El teatro nacional no se detendrá a pesar de la pandemia, lo cual es una promesa que el productor Morris Gilbert sostuvo en la presentación de la obra Pequeñas Grandes Cosas, que buscará tocar el corazón del público a través de la empatía y la reflexión.

«No podemos seguir parados porque los organismos se anquilosan, se oxidan, y se arruinan. Seguir parados más tiempo equivale a la muerte del teatro y eso no lo podemos permitir», indicó Gilbert en conferencia de prensa.

Tras el impacto positivo que tuvo en el creativo la puesta en escena después de que la viera montada en Nueva York él supo que quería traerla a México, una idea que le estuvo rondando durante los meses que ha durado la crisis sanitaria.

La versión mexicana de la obra, basada en el libro Tiny Beautiful Things, de Cheryl Strayed, adaptado al teatro por Nia Vardalos, llegará con un elenco conformado por los actores Mariana Garza, Amanda Fara, Marcos Radosh, Alejandro Morales Daniel Breton y bajo la dirección de Paula Zelaya Cervantes.

La directora de la obra se dijo emocionada por estar a cargo de la producción, sobre la cual consideró como única ya que también tuvo la oportunidad de dejarse llevar por ella en Nueva York.

«Esta obra trata de muchas cosas pero, más que nada, de la honestidad. De romper barreras. Está basada en cartas de verdad de gente que le escribió a otra persona que no conocía sobre sus problemas», detalló Zelaya Cervantes.

«Y en ese trabajo, en ese ejercicio de escribirle a alguien más, abriendo el corazón, se abre una comunidad y se crean conexiones entre otras personas que quizás no sabían que tenían el mismo problema».

La producción tiene como eje central a una columna, llamada Dirt Sugar, que es liderada por la autora de la novela, en donde ella aconseja, sin tapujos, a las personas que la contactan para exponer sus problemas del corazón.

Los actores entonces darán vida a distintas personas a lo largo de la puesta en escena, que presentará los diversos escritos que se plasmaron en el libro.

La directora aseguró que la obra viene perfecta para este tiempo de pandemia, en el que las cosas han sido extrañas para el mundo, ya que considera que este espacio ha permitido a las personas acercarse y mostrarse como realmente son, un hecho que el proyecto busca transmitir.

«Creo que es una obra perfecta para esta época porque se trata precisamente de eso: de abrirnos, y de ser vulnerables, y de pensar en el otro, y de pensar en que quizás el otro ha pasado por algo similar», añadió.

Pequeñas Grandes Cosas llegará al Teatro Milán el próximo 26 de diciembre siguiendo las medidas de seguridad necesarias.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *