Pese a liberación, Lula carece de derechos políticos

La liberación de Luiz Inácio Lula da Silva no le devuelve sus derechos políticos al exmandatario brasileño, ni significa que haya finalizado el juicio en su contra por el caso de «el triplex de Guarujá», que lo mantuvo en prisión 580 días, así como por otras acusaciones de corrupción.

El 7 de abril de 2018, Lula da Silva ingresó a la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba, en el estado de Paraná, para cumplir una condena de ocho años y 10 meses por corrupción y lavado de dinero.

Al expresidente se le sentenció por haber aceptado de una empresa constructora la remodelación de un departamento de lujo de tres pisos en Guarujá, en la costa de Sao Paulo, a cambio de contratos gubernamentales.

El exgobernante (2003-2011) fue liberado este viernes, al resultar beneficiado del fallo emitido la víspera por el Tribunal Supremo de Brasil, que determinó que la prisión de una persona condenada únicamente en segunda instancia es inconstitucional.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *