Proceso electoral 2021, “Proyecto de Limpieza” para Miroslava Carrillo

Por Karina A. Rocha Priego

¿Así? o más descarado. ¡Se los dije!, fue una pérdida de tiempo para los 34 aspirantes a la Auditoria Superior de Fiscalización del Estado de México, el haberse registrado, entrevistarse y a la mera hora “ser desechados por incompetencia”, léase “incompetencia” al no ser, a los ojos “de unos cuantos”, competentes para ocupar uno de los cargos fiscales más importantes del congreso, como es el de Fiscalización.

Recordemos que el objetivo del Órgano Superior de Fiscalización del Congreso del Estado de México, es coadyuvar con los servidores públicos de las entidades fiscalizables municipales, para que de manera preventiva, identifiquen, implementen, fortalezcan, ejecuten y evalúen los controles internos de cada una de las etapas de la obra pública y servicios relacionados con la misma, a fin de minimizar los hallazgos e incumplimientos detectados en actos de fiscalización. En pocas palabras, transparentar el uso de los recursos públicos.

Hoy, quien debe estar “revolcándose de risa” sin lugar a dudas es Fernando Valente Baz Ferreira, a quien ¡destituyeron con deshonor, por actos de corrupción y abuso del cargo” y la pregunta es, ¿cambiará en algo su sucesora?, más aún cuando, es un hecho, Miroslava Carrillo Martínez –de cuyo padrino en breve daremos cuenta- rendirá protesta como nueva Auditora Superior de Fiscalización del Estado de México, luego del “fandango” armado para tal efecto, si desde la publicación de las reformas al Artículo 11 de la Ley de Fiscalización Superior del Estado de México, hasta la publicación de la Convocatoria para elegir al nuevo titular del OSFEM, estaba hecho para ella.

¿Para qué hacerle tanto al cuento si desde principios de noviembre se sabía del “dedazo” a favor de Carrillo Martínez? Darle “atole con el dedo al pueblo”, sigue siendo el “modus operandi” de los que están en el poder, pretendiendo “herir la inteligencia” de muchos que ya no son los mismos ¡estúpidos de siempre, que no entienden lo que está pasado”!

Y eso es lo que creemos. Quienes armaron este “show” siguen pensando que los mexiquenses ¡son estúpidos e ignorantes!, cuando en realidad, se están guardando estos abusos para el momento en que tengan que “cobrar las facturas”.

Y es que es increíble que de los seis aspirantes al OSFEM, luego de la “faramalla” armada de las entrevistas, encabezada por el mismísimo Maurilio Hernández, hayan quedado tres, de los cuales ¡por supuesto que tenía que quedar Miroslava Carrillo!, mientras que los otros dos, sin restarles mérito, ¡son los menos capacitados para ocupar el cargo! Es más, ¡no hay competencia para esta señora ni por equidad de género!

¿A quién le convenía dejar fuera a Alma Janette Caballero Villegas y a Irma González Becerra? O ¿Por qué dejar en la terna a quienes, por supuesto, no podrán competir con Carrillo Martínez? Primera y la más importante, porque “no cuentan con el padrinazgo con el que ésta persona tiene” y segundo, porque “hay que darle paso al trabajo de las mujeres”, de ahí que el que hayan quedado dos varones y una mujer, fue “mera estrategia política”.

Sin embargo, ya la gente no está “para marranadas”, de aquí que debemos llamar la atención de un político cuya fuerza, no solo favorece a los morenistas, sino a todos los mexicanos, toda vez que se ha manejado “centrado y coherente en las decisiones que, aún en contra de su propio partido político, ha tenido que tomar para garantizar el bienestar de la gente”, como lo ha hecho el Doctor Ricardo Monreal, quien bien podría voltear un poco su mirada hacia el Congreso del Estado de México, donde los morenistas ¡no han cumplido con sus compromisos de transparencia y legalidad!, por el contrario, se presume han cometido actos de abuso, corrupción y simulación” y, en este caso en particular, no puede ser más descarado ¡el dedazo! –que supuestamente no existiría más a la llegada de Morena al poder- sobre la que será Auditora Superior de Fiscalización del Estado de México.

Pero ¿cuál será el verdadero propósito de elegir a un Auditor a “modo”?, precisamente como ése que corrieron con “deshonra” por ser un “aliado ciego del PRI”. Sin lugar a dudas éste 2020 será un año crucial para los Partidos Políticos pero, sobre todo, tendrá que ser un año importante para Morena, cuyas estructuras “se desmoronan” por graves diferencias a su interior, lo que le hace “pelear” por conservar lo que en 2018 ganaron gracias al “efecto AMLO”, sin lugar a dudas, quiere “un empujoncito” y ése  lleva el nombre de “recursos económicos”, los cuales, pero por supuesto que ¡no le sobran a nadie en estos días!

Se presume, entonces que “la desviadera de recursos públicos estará a la orden del día” y no habrá mejor manera de hacerlo que a través de los municipios, éstos que reciben de manera ¡directa!, recursos tanto del Estado como de la Federación.

De ahí que la intención de la llegada de Carrillo Martínez es que ésta “limpie” ese “desvío” que seguramente será utilizado en el Proceso Electoral del 2021, y que su destino final sea “la compra de voluntades a favor de los candidatos de Morena”.

Pero estarán de acuerdo que todo este proceso de designación de titular del OSFEM, ha estado plagado de abusos, irregularidades, dinero ¡y hasta amenazas!. Sí querido lector, según dicen, “a los más fuertes, primero, les ofrecieron dinero” y si no aceptaron ¡la amenaza de acabarlos políticamente! –Esa es la decencia, transparencia y calidad moral y humana de los legisladores mexiquenses-. Mientras que los “más débiles” solo recibieron –si bien les fue- “una palmadita en la espalda” y un ¡Gracias por Participar!

Y para terminar esta gran “Puesta en Escena”, solo falta que la Terna conformada por  Miroslava Carrillo Martínez, Armando Sergio Lara Pérez y José David Arroyo Estrada, pase por la Junta de Coordinación Política, que encabeza el morenista (ojo) Maurilio Hernández, aquí es un hecho que Carrillo Martínez sea elegida.

De ahí pasa al pleno, compuesto por ¡mayoría morenista! y, aunque dicen que “no le alcanzarían los votos” pues requieren de su coalición, estarán de acuerdo que el PRI, ¡claro que votará por Miroslava!, pues ese fue el acuerdo “en lo oscurito” al que llegaron en Diciembre.

No solo fue negociar la aprobación de la Reforma a la Ley Orgánica del OSFEM, sino la o las direcciones más importantes del Órgano y, ahí les va. Se dice que el haber dejado a Armando Sergio Lara Pérez y José David Arroyo Estrada fue porque ambos ¡vienen del Gobierno del Estado de México! (¿Enviados por el Gobernador Alfredo del Mazo?), por lo que, seguramente, en lo que Miroslava Carrillo rinde protesta como titular del OSFEM, uno de los otros dos, seguramente se llevará la Dirección de Auditoria Financiera, ésta que fiscaliza los 125 municipios, las paraestatales como el ISEM, por ejemplo, que es bipartita pues recibe recursos tanto del Estado como de la Federación y fiscaliza al Gobierno del Estado de México. ¿Qué tal los acuerdos? No cabe duda que son unos eruditos para armar su propio negocio.

En fin, ahora habríamos de preguntar a los miembros de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización ¿Cuáles fueron las excusas –no los motivos- para desechar a Claudia Romero Landázuri, Alma Janette Caballero Villegas e Irma González Becerra de la contienda? Excusas creíbles, no llamadas telefónicas amenazantes, no ofrendas de dinero, no amenazas personales de “campaña de desprestigio” no, excusas reales, de otra manera no nos explicamos cómo llegaron a esa terna, endeble, pero plagada de abusos “y recomendaciones” (sic)…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *