Putin anuncia reanudación de actividades pese a pandemia

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó a los rusos que vuelvan desde este martes al trabajo tras seis semanas no laborables, pese a que Rusia superó en esta jornada a Italia y Reino Unido en el conteo de casos de coronavirus.

Vladimir Putin

“Hoy, 11 de mayo, expira el período de días no laborables para todo el país y toda la industria nacional. En total, empezando el 30 de marzo, se prolongó durante más de seis semanas”, precisó dirigiéndose a la nación por televisión.

Putin subrayó que esa «extraordinaria medida» fue crucial para «ralentizar» el avance de la pandemia y aumentar «considerablemente» la capacidad del sistema sanitario para afrontar un posible «agravamiento de la situación epidemiológica».

Además, anunció el levantamiento gradual de las restricciones a los rusos, que fueron impuestas a finales de marzo pasado. “Las medidas adoptadas nos permiten pasar a la próxima fase de lucha contra la epidemia, el inicio del levantamiento gradual de las restricciones”, dijo.

Putin recordó que Rusia es un “país grande”, por lo que no es el Gobierno central quien dictará una hoja de ruta general, sino serán las regiones las que tomen esa decisión teniendo en cuenta la situación epidemiológica en sus territorios. “Y si la situación lo exige, puede ser que incluso haya que aumentar” las restricciones, añadió.

El principal opositor del Kremlin, Alexei Navalny, reaccionó en Twitter ironizando con la “sabiduría” del presidente que “anula las medidas nacionales (…) el día en que se registra un récord de nuevos contagios”.

El presidente advirtió que la desescalada debe transcurrir con “precaución” y “paso a paso”, respetando todos los requisitos sanitarios que “garantizan la seguridad de las personas” con el fin de impedir un rebrote de la pandemia.

“La lucha contra la epidemia no ha concluido”, ya que el riesgo de contagio aún es latente, y destacó que seguirán prohibiéndose los actos masivos y se mantendrá el confinamiento obligatorio para mayores de 65 años y enfermos crónicos.

Putin consideró crucial aumentar el número de test hasta los 300.000 diarios a mediados de mayo, ya que, adujo, cuanto «más efectivos» sean los exámenes, «más rápido» el país superará la epidemia.

Vladimir Putin destacó la necesidad de relanzar la maquinaria económica que ha sufrido por el confinamiento pero también por el hundimiento de los precios del petróleo y ordenó la reapertura de las empresas en los sectores básicos, como la construcción, la industria, la agricultura, las telecomunicaciones, la energía y la extracción de materias primas.

Putin también anunció una serie de nuevas ayudas financieras a las familias y a las empresas, en particular para estas últimas mediante períodos de gracia fiscal con la esperanza de frenar el temido aumento del desempleo.

A su vez, anunció un nuevo paquete de ayudas para la población, que incluye subsidios para 27 millones de menores de edad, cuyos progenitores recibirán a partir del 1 de junio próximo. Encargó al Gobierno un programa de recuperación de la economía y, en particular, del empleo, ya que admitió que el paro se había duplicado en el último mes hasta afectar a 1,4 millones de personas.

Por último, el presidente estimó que Rusia había logrado evitar lo peor de la pandemia, gracias a las medidas adoptadas desde el inicio de la crisis, al confinamiento y al periodo de desempleo forzado.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *