Queman a estudiante por defender a su mamá

Eduardo “R”, estudiante de la Escuela Preparatoria Oficial Núm. 143, resultó con quemaduras de gravedad cuando fue rociado con ácido y después le perdieron fuego luego de defender a su madre cuando ambos fueron asaltados por un grupo de criminales el pasado domingo 1 de diciembre en San Vigente Chicoloapan, Estado de México.

El hecho fue denunciado y reportado en redes sociales por compañeros, maestras y allegados a la víctima. El ataque al jovencito, quien se encuentra grave en el hospital y con cirugías por delante, despertó gran indignación en la comunidad estudiantil de la Prepa 143 y vecinos de la zona.

Los estudiantes y ciudadanos han realizado protestas para exigir justicia para el joven y seguridad en la zona, sin embargo, denunciaron que el Gobierno local, a cargo de la Presidenta Municipal Nancy Gómez Vargas, ha intentado reprimirlas pues justo hoy rinde su primer informe de Gobierno.

“Hoy manifiesto mi indignación ante el hecho tan lamentable que vivió mi alumno Eduardo, que fue asaltado el día domingo a las 10:30 pm junto con su madre y por defender de los golpes que recibía su madre por estos delincuentes, lo golpearon y no conformes le aventaron un solvente y lo incendiaron dañando considerablemente todo su cuerpo…hoy debate su vida y el daño moral que se causa a una familia”, publicó en su cuenta de Facebook, una maestra del menor de edad.

Allegados al menor explicaron, en redes sociales, que Eduardo es estudiante del turno vespertino de la EPO 143. El menor iba en compañía de su madre por las calles de Chicoloapan el domingo cerca de las 10:30 de la noche cuando fueron interceptados por cuatro hombres en una motocicleta y los asaltaron.

Después de despojarlos de sus pertenencias, no conformes, los sujetos comenzaron agredir a golpes a la madre de Eduardo, y él la defendió por lo  que comenzaron a golpearlo “y al ver que estaba en el piso le aventaron un ácido y le prendieron fuego”, narró la joven Magaly, allegada del menor en su cuenta de Facebook.

Los sujetos huyeron, en tanto que el joven resultó con quemaduras severas en el 60 por ciento de su cuerpo. La madre, que también quedó con quemaduras leves pidió apoyo a policías de grupo vea y de Coatepec.

El joven, fue trasladado de urgencias a un hospital de Texcoco y la madrugada del 2 de diciembre lo cambiaron a otro nosocomio.

Los acontecimientos provocaron gran indignación entre los compañeros, maestros y directivos de escuela del menor y vecinos. Los estudiantes realizaron una protesta en el plantel escolar en donde llevaron pancartas para exigir justicia.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *