Realizan a puerta cerrada Domingo de Ramos en la Basílica

En este Domingo de Ramos, por la pandemia del Covid-19, el Viva Cristo Rey y la tradicional Bendición de las Palmas congregó a cerca de veinte clérigos en la insigne nacional Basílica de Guadalupe para dar inicio a una de las más singulares conmemoraciones de la Semana Santa.

El arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, encabezó la celebración religiosa seguida de manera virtual desde las distintas plataformas digitales por la feligresía que decidió participar en la misa y comulgar espiritualmente en el inicio de la pasión de Cristo.

Las puertas cerradas del templo y la ausencia corporal de los creyentes no impidieron que en la homilía el cardenal exhortara a las personas a no sólo admirar a Jesucristo, sino a convertirse en verdaderos discípulos de su obra.

Lo cual significa, explicó más adelante Aguiar Retes, vivir con entereza cualquier tragedia por más dura, difícil e injusta que sea, justo como lo vivió Jesucristo al morir en la cruz sin tener culpa alguna y sólo para dejar sentado su amor hacia la raza humana.

De esta manera, resumió, podremos ser testigos de la intervención de Dios en nuestra vida y en momentos como los que se enfrentan originados por la pandemia del Covid-19.

«La lección es que es que no basta conocer a Jesús de oídas sino progresar en el conocimiento de sus enseñanzas y aplicarlas en nuestra vida, especialmente ante los problemas, las dificultades de relación humana, las injusticias sufridas, las calumnias, las incompresiones o por nuestros mismos errores, o ante la epidemias como la que estamos viviendo así podremos crecer en la experiencia y desarrollo de la vida espiritual», indicó el cardenal al rogar a la Virgen María que enseñe a los creyentes a ser buenos discípulos y a poner en práctica las enseñanzas de su hijo.

La celebración el Domingo de Ramos concluyó con la bendición virtual a los fieles y la invitación para que durante toda la semana puedan seguir las transmisiones de los oficios y ritos religiosos que concluirán el próximo 12 de abril, Domingo de Resurrección.

De acuerdo con el calendario de la Semana Santa, el cardenal Aguiar Retes presidirá todas las conmemoraciones desde la Basílica de Guadalupe.

Entre ellas el próximo 9 de abril, Jueves Santo desarrollará la última cena del Señor y la Misa Crismal y la entrega de los santos óleos se posponen hasta nuevo aviso.

Para el Viernes Santo, a las 18 horas se llevará a cabo la Adoración de la Santa Cruz, mientras que para el Sábado Santo a las 8 de la noche tendrá verificativo la Vigilia Pascual.

Al día siguiente, Domingo de Resurrección, el cardenal Aguiar presidirá la consagración de América Latina y el caribe a la Virgen de Guadalupe.

A partir de los resuelto por el Vaticano y la Conferencia del Episcopado Mexicano para evitar la propagación del Covid-19, «estas celebraciones se llevarán a cabo sin la participación del pueblo».

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *