Rebrote de Covid, mata a más gente

Realmente es triste darse cuenta de que muchos políticos, que se dicen más preparados, den como ejemplo al “pueblo en general” que son “invencibles” y que no se pueden enfermar “de nada”, sin embargo, cada vez son más servidores públicos los que están contagiados de covid-19. Unos han muerto, muchos otros han sobrevivido, pero el ejemplo de “la irresponsabilidad” está presente.

El virus, en México, no solo no ha disminuido, se ha recrudecido, al grado de que, en el país, de un día a otro se sumaron 522 decesos de personas contagiadas, por lo que suman 87,415 en ocho meses de pandemia.

Y por otro lado, se da a conocer que de martes a miércoles se confirman 6,845 casos mas de gente contagiada, ocupando México el décimo lugar, a nivel mundial, de contagios acumulados, además ocupa el cuarto lugar de los países que más decesos acumulan en la pandemia.

Pero eso no es lo peor. Resulta que México se mantiene alerta ante “signos tempranos” de un rebrote de los casos y ello se ha demostrado ante el aumento de los contagios. La salida, aunque “controlada” de personas a las calles, en un afán de apoyar a la economía del país, ha provocado que los contagios aumenten y con ello la muerte de muchos más.

Seguimos en un “plan” de “no pasa nada”. La ignorancia de millones de mexicanos que ven a las autoridades sin portar cubrebocas, los hace ser irresponsables y soberbios, pero esa irresponsabilidad ¡perjudica a gente inocente y responsable!

Esto es que, un “invencible” que sale a las calles sin protección puede toparse con una gente responsable que acude a una farmacia, una panadería o en la calle tosiendo, estornudando, escupiendo cerca de ella, resulta que tiene el virus y la contagia.

Tal vez ese “invencible” no muera, pero con el que se topó si, y créanme, ¡les vale! y, peor aún, a nuestras autoridades también les vale. Hoy hablan de una vacuna de la cual “no se sabe absolutamente nada”. Hablan de apoyo a toda esa gente que tiene que ver con contagiados de covid-19 y resulta que no tienen lo más elemental.

Todo aquel que sirve a la nación y que se supone debe ser protegido y contar con lo más elemental, hoy adquieren sus cubrebocas -por ejemplo- como pueden. ¡De carne, chile y mole! Y no todos tienen esa oportunidad, y ninguno recibe apoyo de sus superiores.

No hemos visto policías de esquina, por ejemplo, portando un cubrebocas de su delegación o municipio, algunos traen ese suministro médico tan elemental, tan transparente como un trapo de cocina que en verdad no les funciona para nada y entonces, decenas o cientos de uniformados contagian, matan y pierden la vida.

Esa es una cifra que ¡no se da a conocer! Sabemos de médicos, enfermeras, enfermeros, camilleros que se contagian y pierden la vida pero y toda la demás gente que presta un servicio a la sociedad qué ¿no cuentan? También son seres humanos que tienen familia que cuidar.

No entiendo, de verdad no entiendo. Desaparecen fideicomisos, por ejemplo, pero ¡no hay dinero para proteger a todos esos servidores públicos! ¡Verdaderos servidores públicos!, no políticos que se sirven del pueblo y, ¿quién ha dicho algo al respecto? ¿Quién indemniza a sus familias?

No solo es ignorancia de unos ¡es mordaza de muchos!, que no pueden dar a conocer lo que en verdad está pasando en México en esta pandemia que cumple ya ocho meses y no disminuye. Este virus que para unos “cayó como anillo al dedo”, para cientos de miles se ha convertido en muerte y desesperanza…

COAHUILA E HIDALGO, NO SON TODO MÉXICO, NO SE CONFIEN

Y bueno, no puedo dejar de comentar “la recuperación” del Partido Revolucionario Institucional en Coahuila e Hidalgo. ¿Quién iba a decirlo? ganó, como bien se dice, ¡carro completo!, en Coahuila y 32 municipios en el estado de Hidalgo. Esto incluye los 16 distritos electorales para renovar el Congreso de Coahuila, mientras en Hidalgo se quedó con 32 de 84 alcaldías.

Hasta el momento, no ha habido “berrinches ni consignas” en contra del proceso electoral y se espera “madurez y respeto” para aceptar el triunfo del Revolucionario Institucional y, no es por nada, pero si fue una sorpresa.

Resulta que, de acuerdo con los resultados preliminares, Morena se perfilaba como el gran perdedor de esos comicios, pero creemos que los morenistas tendrán que aprender de sus errores. Fue muy marcado el escándalo que protagonizaron por la renovación de su dirigencia y pleitos internos, aunque también hay que reconocer que mucho tuvo que ver el abstencionismo que se vivió en esos estados. En Hidalgo, la participación fue de 48.6 % y en Coahuila fue de 39%.

Con estos resultados, queda claro que el gran perdedor en esos dos estados ha sido el Partido Acción Nacional al que han venido castigando a través de Felipe Calderón. Sin embargo, no se esperaba el repunte del PRI, esperando que ese instituto político haga “balanza” en el país. A final de cuentas, el hecho de haber dado a conocer el abuso y corrupción cometidos por la administración priista de Enrique Peña Nieto solo ha sido “un escándalo mediático”, pero no ha pasado más.

Ahora viene el proceso electoral del 2021, se presume la inercia seguirá como en Hidalgo y Coahuila, si es que el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno ¡no pierde el piso!, como es su costumbre. Por lo pronto, como dije al inicio de este comentario, no ha habido “gritos y berrinches” por los resultados pero, la crisis, no ha terminado…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *