Recuerdan masacres a 25 años del genocidio en Bosnia

El 9 de mayo no sólo es el Día de la Victoria para Rusia y la antigua Unión Soviética, también se conmemora el Día del Recuerdo en los Campos de Concentración y Sobrevivientes de la guerra de Bosnia y el genocidio que sufrieron a manos de los serbios.

Algunos colectivos como Recordar Srebrenica, organización de Reino Unido que busca recuperar la memoria del genocidio bosnio, dedicaron el día a pronunciar algunos de los crímenes cometidos por los serbios en campos de concentración.

Enunciando algunos de los campos de concentración en los que la masacre fue más dura, el colectivo llamó a no olvidar los crímenes.

Hasta la fecha se desconoce la cifra exacta de las víctimas de la guerra, pero se calcula en más de 8 mil bosnios mulsulmanes asesinados en lo que fue una “limpieza étnica”.

Considerada como un genocidio por parte de académicos bosnios, la guerra tuvo lugar entre 1992 y 1995, teniendo como clímax la masacre de Srebrenica en 1995, en donde algunas opiniones estiman en siete mil las víctimas mortales.

El genocidio tuvo lugar en una zona que había sido declarada previamente como “segura” por parte de Naciones Unidas y fue perpetrada por grupos armados serbios.

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, calificó los acontecimientos de Srebrenica como un acto de genocidio,? ya que este hecho constituye el mayor asesinato masivo en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

“El campamento de Omarska estuvo en funcionamiento del 25 de mayo al 21 de agosto de 1992. Se estima que seis mil civiles fueron encarcelados en Omarska, con al menos 700 de ellos asesinados.

“El campo de Trnopolje tenía entre cuatro  mil y siete mil croatas bosnios musulmanes y bosnios. El campo de Trnopolje, al igual que el campo de Omarska, fue cerrado después de que una investigación realizada por periodistas británicos descubriera los crímenes contra civiles, la tortura, el acoso y las violaciones eran comunes en los campos”, explicó el colectivo.

También fue el caso del campamento de Susica, donde fueron detenidos principalmente mujeres, niños y hombres mayores. De los más de ocho mil prisioneros, mil 600 fueron asesinados.

En Brcko, el campo de concentración de Luka se abrió en 1992. Cientos de civiles fueron encarcelados, les robaron sus pertenencias y propiedades, y fueron sometidos a violencia masiva, incluido el ataque de perros salvajes y hambrientos para ser atacados y comidos vivos.

Algunos de los principales responsables de la masacre y de la “limpieza étnica”, fueron detenidos, enjuiciados y sentenciados a cadena perpetua en la segunda década del siglo XXI, por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *