Renato Ibarra está acusado de “tentativa de feminicidio”

La jueza que está a cargo del caso del futbolista Renato Ibarra informó que el ecuatoriano está acusado de “violencia familiar y tentativa de feminicidio” en contra de su pareja Lucely Estefanía Chalá, quien está embarazada.

La audiencia del jugador comenzó 15 minutos antes de las 10:00 horas, encabezada por la jueza Esperanza Medrano Ortiz, quien indicó los cargos durante la presentación en los juzgados penales anexos del Reclusorio Norte, donde se encuentra recluido el jugador.

La defensa de Renato Ibarra solicitó que la sesión de llevará de manera privada, debido a que su cliente es considerada figura pública y la maestra Esperanza Medrano Ortiz aceptó la petición.

Ibarra solicitó la presencia del consulado de Ecuador, pero se le notificó que nadie contestó en la sede del cónsul, pese a que se les buscó en las instalaciones, vía telefónica y por correo electrónico.

El jugador fue trasladado al Reclusorio Norte este sábado por la tarde, donde continuará la investigación en prisión preventiva por el delito de violencia familiar.

El futbolista fue detenido la noche del jueves por agredir física y verbalmente a dos mujeres: Lucely Estefanía Chalá García (24 años), su esposa, y Ana Karen Chalá García (31 años), cuñada.

El resto de las personas imputadas son tres hombres y dos mujeres: Alex Renato Ibarra Mina, Alexandra Ibarra Mina, Bayron Ibarra Mina, Víctor Hugo Viveros Padilla, Marlon Aguas Alencastre y Tania Aguas Alencastre. En el caso de las mujeres serán remitidas al penal de Santa Marta Acatitla. Byron y Alexandra son hermanos de Renato.

Lucely fue dada de alta este sábado por la tarde, ya que estuvo hospitalizada por las lesiones que le provocaron y por un riesgo de aborto, situación de la que ya se encuentra fuera de peligro.

“Lucely, la esposa de Renato, está bien. El bebé está bien. Tal fue una situación de enojo solamente. Ya salió del hospital y no hay riesgo en el embarazo”, dijo Ángel Tapia, amigo cercano de la familia de Renato.

Este viernes declararon familiares de la esposa y amigos de Renato, que se mantuvo recluido en el Ministerio Público de Tlalpan. Además, se dio a conocer que el abogado de deportista, Mark Pérez, abandonó el caso. Y sólo indicó: “Ya no seremos nosotros quien tome el caso”.

Por ello, los implicados tuvieron que buscar un nuevo representante legal. Fue una abogada la que tomó el caso, pero al no llegar a un acuerdo entre las partes acusadora y defensora, el futbolista podría ser vinculado a proceso.

El jugador negó las agresiones en contra de su pareja y para lo que usó sus redes sociales para tratar de aclarar el caso.

“Quiero aclarar algunos rumores respecto a que fui detenido por haber golpeado a mi pareja. Esa información es absolutamente falsa. Me encuentro apoyando a las autoridades, debido a un mal entendido en la que lamentablemente está involucrada mi familia”, publicó en Twitter.

El ex futbolista ecuatoriano, Cléber Chalá, aseguró que sus hijas Lucely y Ana Karen fueron golpeadas con alevosía, además de tener evidencia de las agresiones.

No va a poder negar nada. Tengo videos de todo. Para empezar, ¿cómo puede pegarle a una mujer embarazada»

Cléber Chalá describió que el jugador abrió la puerta de su casa, donde estaba su hija y dejó pasar a cuatro hombres para que las golpearán. Personas a las que aseguró Ibarra pagó para llevarlos a la Ciudad de México.

«Renato agarra lo que tiene en bolsas y le quiere pegar con eso a mi hija y lo agarran los demás delincuentes que él llevó desde aquí desde Ecuador, porque si no la mata. Se ve claro cuando Renato coge lo que digo y se lanza”, aseguró.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *