‘Romeo y Julieta’, la clásica tragedia amorosa que continúa vigente

Fue en 1597 cuando el dramaturgo británico William Shakespeare (1564-1616) escribió una de las tragedias de amor más emblemáticas de la literatura universal: Romeo y Julieta, que a más de cuatro siglos, continúa vigente hasta nuestros días.

Se trata de una de sus obras más populares, junto con Hamlet y Macbeth. Es la que más veces ha sido representada en teatro, cine, televisión, objetos de arte, a través de la música y en todos los idiomas.

Su argumento está basado en la traducción que hizo Arthur Brooke de The Tragical History of Romeus and Juliet, un cuento italiano de 1562, escrito por Mateo Bandello.

A unos días de conmemorarse el Día de San Valentín o bien, el Día del Amor y la Amistad, y a 423 años de su creación, Romeo y Julieta sigue presente en el imaginario colectivo, que hace revivir la tragedia entre los Montesco y los Capuleto.

De acuerdo con la historiadora Minerva Gil Rivera, Romeo y Julieta tiene vigencia, dado que una de las características principales de la historia de William Shakespeare es que toca, de manera profunda, emociones humanas como el odio, los celos, el amor y la pasión.

“Son sentimientos que, a lo largo del tiempo han sido inalterables y Romeo y Julieta es la historia sublime por antonomasia. Es un amor imposible, que no se puede realizar”.

Romeo y Julieta narra la historia de dos jóvenes enamorados que, pese a la oposición de sus familias, los Montesco y los Capuleto, quienes son rivales desde tiempo atrás, deciden contraer nupcias de manera clandestina, cosa que sus padres tratarán de impedir.

Antes que vivir separados, la pareja elegirá el suicidio, situación que los convierte en el arquetipo de los amantes desventurados o “star-crossed lovers”, indicó la experta egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

En opinión del actor Mario Iván Martínez, el reconocimiento que se ha hecho a un texto como éste, a través de los siglos, no se debe a un factor ideológico ni intelectual, sino a la comprensión de las relaciones afectivas.

El también productor y director escénico realizó estudios de actuación y canto en la Academia de Música y Arte Dramático (LAMDA) en Londres, Inglaterra, donde se especializó en la obra de William Shakespeare. Asimismo, ha representado en teatro varios de sus textos.

“Romeo y Julieta plasma el sentimiento más abstracto del hombre, que es el amor. Shakespeare tomó el texto de Mateo Bandello para sublimarlo, y lo hizo cuando fue dotando a sus personajes de un lenguaje florido y exuberante, que hasta pareciera está siendo inventado en el momento que los personajes hablan”.

La grandeza de Shakespeare, según Mario Iván Martínez, radica en que supo comprender los sentimientos y las inquietudes de los personajes más disímiles, desde un ambicioso y maquiavélico “Ricardo III”, hasta el enamoramiento juvenil y adolescente en Romeo y Julieta.

“Además del amor y la pasión juvenil de los personajes estelares, existen los celos de Teobaldo, pues se presume que está enamorado de Julieta. Asimismo, destaca un sentimiento de amistad entre Mercucio, Benvolio y Romeo. Es una historia completa de amor, que se repite a lo largo de la historia, por eso sigue siendo tan rentable”, añadió Minerva Gil.

Otra de las grandezas de Romeo y Julieta, indicó Mario Iván Martínez, es que Shakespeare inicia la trama con versos muy sencillos, pero conforme avanzan los acontecimientos, incrementa el amor de Romeo por Julieta y todo se traduce en una compleja escritura, a fin de que el lector se percate de la enorme profundidad de su enamoramiento.

“El éxito de la obra radica en que Shakespeare comprende que no nos podemos quedar nada más en el embelesamiento de los amantes, sino que tiene que incluir elementos de comedia, que alternan con la relación de los amantes, de lo contrario, se volvería empalagoso”.

Todos, consideró, “nos podemos identificar naturalmente con este primer amor, con las rivalidades y obstáculos por los que atraviesan estos jóvenes que enfrentan a los Capuleto y los Montesco. Pero si hoy continuamos hablando de Romeo y Julieta es porque Shakespeare retomó una historia preexistente y la sublimó a través del lenguaje y la poesía”, concluyó el actor.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *