Rosa María Buendía, frontenista de corazón

Rosa María Flores Buendía es uno de los grandes referentes del frontón nacional. Ella forma parte de una familia de pelotaris, en la que la palabra perseverancia está de por medio, para alcanzar sus objetivos.

El gusto por el frontón viene desde los abuelos de la exitosa deportista, quienes lo practicaron y se lo inculcaron a su madre, Hortensia Buendía, quien fue jugadora profesional, trabajó en el gremio y más tarde fue la principal promotora al interior de su familia.

En un entorno netamente machista, la madre de la campeona mundial y medallista olímpica en Barcelona 1992, incursionó en este deporte sin ningún tipo de concesiones y encaró esta disciplina.

 “Mi mamá fue pelotari profesional, ella trabajó en el frontón metropolitano, su hermano, que también fue a Mundiales”.

Es por ello que Flores Buendía entró en este deporte de forma natural, respaldada por su madre que luego de un divorcio y teniendo que hacerse cargo de la familia, encontró en el deporte un espacio para la sana educación de sus hijas.

“Tenchita”, como le dicen en la familia del frontón, siempre ha estado junto a Rosa María, primero como entrenadora y después apoyando y aconsejándola, ahora también con sus nietos Manuel y Daniela Hermida Flores.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *