SAT debe poner su granito de arena

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dijo no compartir la visión del Servicio de Administración Tributaria (SAT), que al apelar a la “solidaridad” de los contribuyentes solicita pagar impuestos en forma regular, sin importar que se enfrenta a la crisis económica y sanitaria más grave de la historia contemporánea nacional.

Recordó que fueron las propias autoridades federales quienes han declarado un “estado de emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor”, lo que implica el cierre de negocios no esenciales y la restricción de movilidad.

Ante la pandemia, la cúpula patronal cuestionó cómo es que el SAT no está consciente de las condiciones de millones de trabajadores, profesionistas y Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) que viven en la precariedad y subsistencia, ante la poca o nula actividad económica y consumo de la población.

Por ello, hizo un llamado a la solidaridad de las empresas mexicanas para con sus trabajadores, con todas las medidas preventivas posibles que garanticen su salud, preserven la fuente laboral y el empleo bien remunerado.

Advirtió que la percepción del SAT y del gobierno federal de que todos los contribuyentes tienen ahorros suficientes que les permitirían subsistir seis meses no se ajusta a la realidad, ya que la mayoría de los mexicanos vive al día o incluso empeñado el futuro de sus empleos, profesionales, empresas o negocios.

Reconoció que es una obligación moral y constitucional de todos los mexicanos contribuir al gasto público, y que estas condiciones de salud exigirán mucho más de todos, pero también es responsabilidad del gobierno solidarizarse con los contribuyentes, y en especial, con los mexicanos de menores recursos y capacidad económica.

Explicó que en el sector empresarial no se ha pedido condonaciones, sino el diferir de manera optativa la declaración anual de personas físicas y morales, la eliminación o reducción temporal de pagos provisionales de ISR, o estímulos a la inversión para activar la economía, e incluso, suspender temporalmente actos de fiscalización, por razones de salud y segundo para no aumentar la carga administrativa innecesaria en este tiempo de aislamiento.

Sin embargo, dijo que lo que sí pueden esperar es, al menos, que el gobierno federal genere medidas y propuestas razonables de mitigación de cargas fiscales. México ya ha pasado antes por otras contingencias de salud, por lo que lo razonable sería tomar como base la experiencia pasada de mitigación económica, o bien, las que sugiere la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos para todos sus países miembros, y que hasta el momento las autoridades federales han decidido no acatar, añadió en un comunicado.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *