Si no salimos a votar, puede ser ésta la última vez que lo hacemos, democráticamente: ALHA

Por Karina A. Rocha Priego

¡Grave, muy grave! La forma de pensar del Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, al asegurar que la violación a los principios constitucionales en materia electoral, entre ellos la imparcialidad de los funcionarios públicos, ¡podría causar la anulación de los comicios del próximo 6 de junio!

De por sí, querido lector, se corre el riesgo de que este proceso electoral ¡sea el último proceso democrático que se viva en este país!, tal como lo da a conocer la candidata de la coalición “Va por México”, a la diputación federal por el distrito 27, Ana Lilia Herrera Anzaldo, quien insta a los votantes a que el próximo 6 de junio salgan a emitir su voto.

Pero, continuando con Córdova Vianello, éste asegura que las amenazas al propio INE, surgidas de la descalificación directa y estridente del proceso electoral desde la máxima tribuna del país, son contrarias a la democracia, mientras que la polarización política, un factor normal en las campañas, se ha visto aderezada por la intolerancia.

Las posiciones políticas de descalificación al árbitro electoral “son parte de la pasión política, pero es muy delicado cuando la pasión política desborda los límites legales”, advirtió.

Definitivamente muy grave lo que podría suceder en este país, cuando se está luchando por conservar la libertad, la democracia y sobre todo el derecho a elegir a nuestros propios gobernantes.

Sin embargo, se espera prevalezca la civilidad, el respeto a las instituciones, pero más que el respeto a las instituciones, el ¡respeto a los mexicanos y a nuestro país!, tal como se ha insistido desde el inicio de este proceso.

Ahora bien, regresando a la entrevista que tuvimos el placer de hacer a la candidata Ana Lilia Herrera Anzaldo, hemos de comentar que la experiencia y carrera política de la candidata le ha hecho recibir, durante estos más de 40 días de campaña, el reconocimiento y apoyo de los ciudadanos de los municipios de Metepec, San Mateo Atenco, Mexicaltzingo, Calimaya, Chapultepec y San Antonio La Isla, quienes si bien escuchan sus propuestas, también participan solicitando lo que verdaderamente requieren en sus comunidades.

Sin embargo, para la candidata Herrera Anzaldo, la prioridad son las fuentes de empleo, oportunidad que piden los electores, asegurando que “no quieren limosna del gobierno”, sino una oportunidad para salir adelante. La falta de empleo, resultado no solo de la pandemia de Covid-19, sino la falta de un proyecto de inversión sustentable en este país.

Por consiguiente, la preocupación de la candidata aliancista, sin lugar a dudas es la salud, que conlleva, no solo a que los ciudadanos alcancen una vacuna contra Covid-19 sino que todos los ciudadanos, sobre todo menores de edad, tengan los servicios de salud requeridos, empezando por el cuadro básico de vacunación que actualmente ¡no existe!

En este tenor, Ana Lilia, como ya todos le llaman sin necesidad de utilizar sus apellidos, ha sido muy clara con los ciudadanos que pretende apoyar desde la tribuna, que luchará por devolver a los más necesitados los programas sociales que hoy, Morena, ha desaparecido.

Seguro popular, principalmente, el cual de verdad daba certidumbre de salud a los usuarios registrados, un programa que inició el gobierno panista de Felipe Calderón Hinojosa y que encontró continuidad durante la administración peñista. Un programa que cada vez abarcara más servicios de salud y que hoy, al desparecer, dejó en el desamparo a millones de familias de escasos recursos.

Prospera, programa federal que tenía como fin apoyar a la población en pobreza extrema con apoyos en educación, salud, nutrición e ingresos, en el que participaron la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de Desarrollo Social, y los gobiernos estatales y municipales.

De igual forma desaparecieron los Comedores Comunitarios, Atención a Jornaleros Agrícolas, así como el de Zonas Económicas Especiales, ProMéxico, Modernización y Rehabilitación de la Infraestructura Aeroportuaria, e incluso el de Apoyo a las Actividades de Seguridad y Logística para Garantizar la Integridad del Ejecutivo Federal; estancias infantiles entre otros que han afectado a millones de mexicanos.

Al respecto, vale la pena comentar el cómo el líder nacional de Morena, Mario Delgado, se desgarra asegurando que él y su partido “reaparecerán” los programas que “los otros” desaparecieron, sin embargo, ¿qué no fue al revés? Sabemos que “en la guerra y en el amor, todo se vale”, no así al pueblo más vulnerable, como lo ha venido haciendo este señor que, asegura, va a hacer ganar a como de lugar a su partido y, ese “a como de lugar”, sabemos que es “a la vieja usanza”, sí, igual a lo que han estado denunciando y criticando.

Por otro lado, estamos ciertos que muchos se extrañaron de ver a una Ana Lilia Herrera aliada al PAN y PRD, sin embargo, es importante señalar que para ella valen más las coincidencias que las diferencias existentes entre los tres partidos políticos que se alían, destacando el interés de los tres de devolver a los ciudadanos los programas sociales que se han perdido, pero, sobre todo, e insistió en ello, las oportunidades de trabajo, salud, educación.

La campaña de Herrera Anzaldo se ha caracterizado en las propuestas, el acercamiento a la gente, haciendo caso omiso a amenazas, ataques fortuitos, y circunstancias que definitivamente no le dejan nada bueno al pueblo.

En lo que no dejó de insistir la candidata, es en que el electorado ¡debe salir a votar este próximo 6 de junio!, sin olvidar que, ¡solo pueden tachar un solo partido político!, el qué sea, pero solo uno, de lo contrario, ese voto se anularía e iría a parar… ustedes ya saben a dónde…

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *