Tamizaje auditivo neonatal debe ser obligatorio

De acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF), desde enero del 2013 se reforma el Artículo 61 de la Ley General de Salud para incluir la prueba de tamiz ampliado, tamiz auditivo al prematuro y tamiz oftalmológico neonatal, para prevenir y detectar la presencia de hipoacusia o sordera en recién nacidos.

Por lo anterior, debe ser obligación de todos los centros médicos del país, públicos o privados, aplicar dichas pruebas con la finalidad de prevenir la presencia de la pérdida auditiva de los recién nacidos.

Si bien el tamizaje auditivo neonatal es relativamente joven en México, es necesario que los padres de familia estén informados para que puedan pedirlos antes de que abandonen el hospital o que les especifiquen el tiempo máximo para realizar las pruebas a sus hijos.

Además, según los últimos índices de natalidad del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), se sabe que en 2018 nacieron dos millones 162 mil 535 niños y niñas, los cuales, en teoría, debieron ser revisados con un tamizaje neonatal para diagnosticar una posible enfermedad metabólica que no puede distinguirse a simple vista.

Con base en los datos del Consejo de Salubridad General, se estima que entre dos y seis mil recién nacidos presentan hipoacusia, asimismo, tres de cada mil nacidos vivos presentarán discapacidad por hipoacusia si ésta no es detectada y atendida de forma oportuna.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que hasta el 60 por ciento de la pérdida auditiva en niños y niñas es evitable si se detecta en etapas tempranas.

Por lo anterior, es necesario que se realicen dichas pruebas antes de que el bebé cumpla el mes de nacido y, con ello, tener diagnósticos oportunos de la hipoacusia, de acuerdo con Fernando Díaz Rojas, director comercial de MED-EL México.

El especialista indicó que si los recién nacidos no pasaran la prueba, entonces se deberá solicitar una evaluación completa de audición a más tardar a los tres meses de edad y, si existe la sospecha de que un niño o niña más grande está perdiendo la audición, se le realicen pruebas para poder actuar de inmediato.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *