Taxistas de zona sur exigen… ¡Alto a extorsiones

* Aseguraron que son objeto de abusos en operativos policiacos por ministeriales……

Por Mary González/mary.gonzalez6@hotmail.com

Decenas de taxistas provenientes de sitios del sur del Estado de México bloquearon la avenida José María Morelos y Pavón, justo donde se ubica la Fiscalía General de Justicia mexiquense. Ahí solicitaron detener las extorsiones que presuntamente realizan los policías ministeriales cada que realizan operativos sin órdenes de aprehensión o de cateo.

Detallaron que los abusos consisten en acoso a los taxistas para extorsionarlos por cualquier motivo, con la amenaza de trasladarlos al Ministerio Público si es que no entregan algo de valor.

“Nos quitan de 200 a mil pesos y hasta por no traer licencia nos quieren detener, cuando eso no les corresponde a ellos”, comentó uno de los taxistas.

Aproximadamente 300 taxistas provenientes del sur del Estado de México principalmente de Tonatico, Zacualpan, Ixtapan de la Sal y Coatepec Harinas se congregaron en la carretera Toluca – Tenango y avanzaron hasta la Fiscalía, donde colocaron sus unidades sobre avenida Morelos para bloquear la circulación y exigir un diálogo con las autoridades.

«Basta de que se metan a nuestras casas, de que nos acusen de delincuentes y de robarnos lo que tenemos”, expresó uno de los afectados que dijo ser asesor de los afectados.

Los taxistas provenientes de Ixtapan de la Sal, Tonatico, Coatepec Harinas, y Zacualpan que llegaron, en grupos, a las inmediaciones de la fiscalía a expresar sus inconformidades, estacionaron sus unidades, lo que originó que las calles aledañas a este lugar se saturaran y por ende se alentara el tránsito.

Lo que pareció no importar mucho a los choferes que relataron a este diario las acciones de las que son víctimas como ser encañonados sin importar si llevan pasaje o «sembrarles droga”.

El enojo y el entusiasmo por ser escuchados se dejó sentir en cada uno de los manifestantes, lo que originó que la policía estatal acordonara el inmueble.

Luego de varias horas y de invadir una de las principales calles, los taxistas fueron recibidos por una comisión conciliadora.

Sin embargo, expusieron que de no obtener la respuesta a sus peticiones estarían tomando otras medidas como mecanismo de presión. Ante la presencia de los quejosos, las instalaciones de la fiscalía fueron blindadas por más de 100 granaderos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM); mientras los manifestantes exigieron retirar a los agentes ministeriales. “¡Queremos Paz! ¡Queremos paz! ¡Fuera los ministeriales del sur!” gritaron por varias horas.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *