Tiburonas se niegan a “morir”

La incertidumbre la sufrieron por partida doble y el resultado de ello primero fue la desaparición de Lobos BUAP y luego la desafiliación del Veracruz. Cinco jugadoras del recién excluido plantel jarocho tuvieron un 2019 para el olvido, pero aún así hacen acopio de fuerza mental para intentar mantenerse en la Liga Femenil MX.

Natalia Penagos, Monique Burguess, Cheyli Almejo, Dayan Fuentes y Citlalli Valencia jugaron juntas en los Lobos BUAP que dejaron el balompié mexicano a mediados de este año porque su dueño, Mario Mendívil, no pudo sostener económicamente al club.

Tras ello fueron fichadas por los Tiburones Rojos, cuyos equipos juveniles y de Primera División, tanto de mujeres como de hombres, tuvieron un segundo semestre de 2019 entre adeudos de sueldos, falta de material para entrenar y promesas incumplidas por parte del dueño, Fidel Kuri.

Con apenas 17 años, Valencia dice que aún así defiende sus sueños como hace en la defensa de sus equipos, pese a que le duele ver la desafiliación del Veracruz, pues ella es de Jalapa.

Las otras cuatro jugadoras (Penagos, Burgess, Dayan y Almejo) debutaron en Lobos BUAP. Las tres primeras lo hicieron a principios del 2019 y Almejo un semesre antes. Y como Valencia, dejaron Puebla para irse a Veracruz.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *