‘Tupamaro: Guerrillas Urbanas’, documental de los grupos en Venezuela

Por medio de un documental, el director y periodista Martín Andrés Markovits, reflejó la vida del grupo revolucionario Tupamaros, que tuvo una gran repercusión en la vida social y política de Venezuela, y que fue liderado por Alberto “Chino” Carias hasta 2017, cuando este pierde la vida a causa del hipotiroidismo y complicaciones en el hígado.

Tupamaro: Guerrillas Urbanas, tuvo su estreno en plataformas digitales el 24 de abril, y a lo largo de la producción de 53 minutos, Markovits narra la forma en que el grupo armado mantiene el orden en Caracas, un lugar que él mismo denominó como “el epicentro de la pandemia de violencia de América Latina”, un grupo que tras el ideal de la liberación de los pueblos se inspiró en figuras como “Túpac Amaru II”, caudillo indígena de Perú, de la denominada “Gran Rebelión”.

“Llegué a Venezuela en 2005 y en esa época empecé a escuchar sobre estos grupos armados que están en los barrios de Caracas, que decían que la policía era muy corrupta, y no había mucha confianza en ella. Había muchas drogas por todos lados y estos grupos, eran como vigilantes que controlaban los barrios, a veces mataban a los distribuidores de la droga y mantenían el orden”, explicó Markovits.

Los Tupamaro, inspirados en los insurgentes uruguayos, iniciaron como un grupo en la lucha contra el narcotráfico en sus barrios; desde sus inicios apoyaron la llegada al poder de Hugo Chávez y una vez que lo asumió, los grupos y sobre todo el “Chino” Carias, formaron parte de la administración de los proyectos sociales del gobierno, situación por la que la gente ubicaba al personaje como una especie de «Robin Hood», hecho que generó el interés del periodista.

“Escuché sobre este señor, Alberto “Chino” Carias, era muy famoso en los barrios de Caracas y escribí un artículo sobre él en 2008. Después de eso hablé con él y le dije ‘te quiero seguir y te quiero filmar’, nosotros nos pusimos como amigos y él dijo que sí”, profundizó Markovits, quien añadió que durante la filmación del documental, no vivió ninguna clase de incomodidad o sintió que su vida corriera peligro.

“Normalmente estos grupos armados están en la calle y nunca tienen un poder oficial, pero en Venezuela era diferente porque estos grupos armados eran muy importantes, eran una de las razones por las que Chávez y Maduro ganaron las elecciones, ellos organizaron a los barrios para votar. Ellos eran los líderes de la gente pobre y la gente que quería votar por ambos”, explicó el director sobre las agrupaciones que dieron nombre a su documental.

Tanto en la producción como en sus palabras, Markovits detalló que el “Chino” ocupó el puesto como uno de los líderes de la policía venezolana, y que aún en su poder, habló sobre los asesinatos que cometió para “mantener el orden”, e incluso llegó a la Asamblea Nacional de Venezuela; “Y nadie dijo nada sobre eso, él era una persona muy chistosa, alegre y fascinante, hablaba de Dios y tenía una familia, en un sector clase media, pero al mismo tiempo salía a matar gente”.

“Ellos dicen que son los únicos que pueden poner fin al crimen y el narcotráfico porque la policía local es corrupta, pero muchos de éstos grupos se han visto involucrados en el tráfico de drogas, asesinatos e incluso actúan a veces como grupos paramilitares encargados de asesinar e intimidar a los oponentes del Presidente Nicolás Maduro”, destaca la descripción del documental que ganó varios premios en Festival Anual de Cine de Beverly Hills.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *