Un Disfraz para Nicolás, cinta mexicana sobre inclusión de niños con Síndrome de Down

Este jueves llega a salas de Cinemex Un disfraz para Nicolás, una película mexicana de animación con causa que cuenta la historia de un niño de 10 años con Síndrome de Down que enfrenta sus temores con la mejor sonrisa y en medio de un mundo fantástico.

“Un disfraz para Nicolás cuenta la historia de un niño de 10 años con Síndrome de Down que vive feliz con su mamá en un ambiente seguro, lleno de amor, pero por alguna razón la mamá desaparece de la vida de Nicolás y él tiene que irse a vivir con sus abuelos”, cuenta en entrevista con SinEmbargo, el director del filme Eduardo Rivero.

Nicolás ya no puede tener la cercana relación que tiene con su mamá. Una madre que lo procuraba y que cada año celebraba su cumpleaños haciéndole un disfraz.

Ahora además de los miedos que tiene enfrentar, Nicolás debe adaptarse a una nueva realidad en otra casa y compartiendo cuarto con su primo mayor David, un preadolescente que también carga con una dura situación familiar, y en el que desea encontrar a un amigo.

“Nicolás está pasando por un proceso complicado, pero conforme avanza la historia, con la ayuda de los disfraces y aventuras fantásticas van a empezar a conocerse un poco el uno al otro y aprender de esos miedos que cada uno tiene, pero también de las fortalezas que pueden encontrar en ellos mismos a través de verlas en otras personas”, explicó Eduardo.

La película está inspirada en el libro Pablo y El Baúl de Jaime Mijares donde surgen los personajes del pirata, el vaquero, la calavera y un amistoso chango que son adaptados para convertirse junto a Nicolás en los posibles héroes de una niña que vive encerrada en una torre rodeada de pesadillas.

El libro no fue creado para un público infantil, Miguel Uriegas – su guionista– tomó algunas de las ideas en él para escribir la historia de la cinta y que además tuviera una causa a la cual difundir, poder concientizar en ella y ayudarla .

“Nosotros lo que hicimos fue incorporar la figura de Nicolás como personaje principal que es un niño con Síndrome de Down. El tema del Síndrome de Down no está en el libro, la relación con el primo sí está. Este ir y venir de mundos no existe en el libro, en el libro se van de este mundo y nunca regresan. Si bien no es una adaptación literal, agarramos ese imaginario y esas herramientas de los disfraces, de este mundo mágico del que se accede a través del baúl para con sus personajes contar la historia de Nicolás, básicamente yo creo que es la mejor manera de retratarlo”.

La productora a cargo del filme fue Fotosíntesis Media que trabajó bajo el eslogan “Nuestra causa es tú causa, somos los locos que creen que una buena idea puede cambiar el mundo”, justo lo que lograron ahora con Un disfraz para Nicolás y anteriormente con la cinta El ángel en el reloj que abordó el tema del cáncer infantil.

“En el estudio la idea es hacer películas que promuevan causas sociales, lo que llamamos entretenimiento con causa.

Miguel Uriegas tomó el mundo que se desarrolla el libro para crear una metáfora con los disfraces que usa Nicolás. Disfraces que se convierten en objetos incluyentes que ayudan al niño a superar sus temores.

“Todo el mundo usa un disfraz para aparentar algo, para protegernos de algo porque tenemos miedo, o le ponemos disfraces a las personas también, etiquetas y disfraces de cosas que nos gustan, que no nos gustan, y yo creo que los disfraces hablan de eso, de las barreras que hacemos entre nosotros”, explica.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *