Venezuela rechaza la audiencia de la CIJ

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, rechazó la primera audiencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), «solicitada unilateral e ilegalmente por Guyana», para abordar la disputa territorial sobre el territorio Esequibo.

«Venezuela, históricamente, no ha reconocido jurisdicción a la CIJ», manifestó Rodríguez, quien agregó que hasta el momento «no ha ocurrido ningún evento extraordinario», pues la corte únicamente decidió «estudiar preliminarmente si tiene o no competencias para reconocer la solicitud absurda e insólita solicitud unilateral de Guyana».

La vicepresidenta precisó que «bajo ningún concepto se puede obligar a una de las partes a acudir a la corte sin su consentimiento», y destacó que tampoco se puede disponer de forma unilateral sobre el Esequibo porque «existen mecanismos de negociación política que deben darse de forma progresiva, sucesiva, de menos a más».

Rodríguez afirmó que, con este accionar, «Guyana asesina el Acuerdo de Ginebra», suscrito en 1966, en el cual se reconoce la soberanía de Venezuela sobre el Esequibo, por lo que se declaró nulo el Laudo Arbitral dictado en 1899 en París, Francia, que cedió ilegalmente este territorio a la Guyana Británica.

La vicepresidenta rememoró que en el marco de este acuerdo, hubo una Comisión Mixta que debía dar resultados en cuatro años, «pero no se pudo lograr». Luego, el llamado Protocolo de Puerto España dio una pausa de 12 años al proceso.

«Inmediatamente después, Venezuela quiso retomar las negociaciones. En cambio, la postura histórica de Guyana nunca ha sido llegar a un acuerdo, ellos querían 12 años más de pausa. Nuestro país es quien ha impulsado la búsqueda de acuerdos», dijo Rodríguez, al tiempo que agregó que la nación suramericana ha presentado 21 propuestas para el diálogo.

Por último, la autoridad enfatizó que Venezuela mantendrá el respeto a la legalidad. «No vamos a caer en ningún tipo de extorsión por parte Guyana, que pretende instrumentalizar la maquinaria militar al servicio de la ExxonMobil para amenazar la paz de nuestro país y nuestra región».

Con anterioridad, Caracas le ha exigido a ExxonMobil no realizar explotaciones petroleras en espacios en reclamación entre Venezuela y Guyana, puesto que aún no existe delimitación sobre esas áreas marítimas y submarinas.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *