VSS Compañía de Danza interpretará versión libre de Sueño de una noche de verano

El movimiento artístico en la Plaza Ángel Salas del Centro Cultural del Bosque (CCB) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) se reactivará el sábado 24 y domingo 25 de octubre a las 14 horas, con la presentación de una versión libre de Sueño de una noche de verano, obra de William Shakespeare (1564-1616), interpretada por VSS Compañía de Danza.

Para garantizar la salud de las y los asistentes, así como el disfrute del espectáculo en este espacio al aire libre del CCB, se contempla la aplicación de los protocolos establecidos, como la portación obligatoria de cubreboca, respetar la sana distancia de 1.50 metros entre cada persona; toma de temperatura, aplicación de gel antibacterial, uso de tapete desinfectante, y aforo al 30 por ciento de capacidad.

Sobre la propuesta de Sueño de una noche de verano, Vicente Silva Sanjinés, director de VSS Compañía de Danza, explica que surgió del interés personal por llevar un montaje especial a vecindades de la Ciudad de México, ya que él creció en una de ellas y quería retribuir lo vivido en su infancia con una obra en tono de comedia.

En entrevista, Silva Sanjinés añade que después de una temporada exitosa en estos espacios no convencionales, la compañía que dirige llegará a la Plaza Ángel Salas del CCB “para acercar más público a una historia clásica, a través de un lenguaje escénico contemporáneo y lúdico”.

“Sueño de una noche de verano es una comedia histórica de enredos amorosos que se desborda en circunstancias hilarantes en el bosque, con la intervención de algunas hadas traviesas, mismas que al solucionarse todo, convencen a los humanos que los extraños eventos de la noche deben haber sido sólo un sueño”, apunta.

Respecto a su primer acercamiento con esta obra literaria de Shakespeare, el también coreógrafo comenta que la leyó hace 40 aproximadamente, y la encontró divertida, por lo que desde entonces ha visto muchas representaciones, desde grandes producciones, sobre todo teatrales, hasta versiones de danza.

“Desde joven tuve dos personajes favoritos, Puck y Fondón (burro). Cuando llegó la idea de hacer algo para vecindades de inmediato pensé en esta historia, así que la volví a leer, seleccioné textos y con la ayuda de Renée Sabina en la dramaturgia fuimos confeccionando la versión libre”, añade.

Respecto a lo que considera el aporte de la danza a la dramaturgia de Shakespeare, dijo que “la hizo intrépida, fácil de entender, incluso motiva a conocer más sobre danza contemporánea. Muchas personas, en especial niños, al finalizar el espectáculo nos preguntan, dónde pueden aprender esta disciplina”.

Acerca del mensaje que se quiere compartir con el público, Silva, quien ha obtenido la beca Rockefeller-Bancomer en tres ocasiones, señala que “sólo queremos que pasen un buen momento, más ahora por lo que estamos viviendo. Que la gente sepa que las artes y los clásicos no son aburridos. Muchos de ellos nos han dicho que es la primera vez que ven un espectáculo en vivo”.

Por lo que respecta a la música, indica que se hizo un diseño especial porque se toca en vivo, se genera con un mínimo de instrumentos y lejos de sonar aburrida, busca provocar movimiento, además de presentar un vestuario llamativo.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *