Ya está aquí el trailer de ‘Dune’

Enorme. Es el primer adjetivo que nos viene a la cabeza al ver este avance de tres minutos. Espectacular, épico, profundo e interesante, son los siguientes. Imperdible sería otro. A juzgar por este primer tráiler, Dennis Villeneuve no ha reparado en dedicación, gastos y esfuerzos para crear el mundo de Dune tal y como Herbert y sus lectores lo imaginaron a lo largo de los años. Seguramente más de un fan de las obras del autor estarán sintiendo escalofríos con el debut de los gusanos de arena del planeta desértico de Arrekis al final del tráiler.

Si tenemos que resumir su sinopsis, pero sin hacerle justicia, podemos decir que Dune relata el viaje de Paul Atredis, un héroe que soporta una enorme carga emocional, nacido con un destino más grande que él mismo. En esta epopeya viajará al planeta más peligroso del universo para asegurar el futuro de su familia y de su gente mientras las fuerzas del mal se enfrentan para hacerse con uno de los recursos más excepcionales del planeta.

Viendo las magnitud de las imágenes, el cuidado de los diálogos y el detalle en los personajes, no cabe duda que estamos ante la prueba definitiva de que Villeneuve es un director con una magia especial para el espectáculo visual inteligente. Lo hizo con Incendies, Enemy, Sicario, La llegada y Blade Runner 2049, pero su visión de Dune podría subir el listón a una carrera de por sí maravillosa.

Considerada una de las novelas más difíciles de llevar al cine y de las más influyentes de la ciencia ficción, Dune es una historia de madurez, transición y dramatismo, de un joven en un terreno desconocido elevado como una especie de mesías. Una obra legendaria convertida en fenómeno internacional que juega en el terreno de la ciencia ficción, pero hablando de política, el honor, la religión y nuestro mundo. Una idea imitada por otros clásicos modernos del género como Matrix y cuyas referencias podemos encontrar en Star Wars, Terminator, Robocop y hasta Prometheus.

Herbert publicó la primera novela en 1965, siendo un éxito rotundo inmediato. La saga continuó con El mesías de Dune (1969) e Hijos de Dune (1976). La trama estaba pensada originalmente como trilogía, sin embargo terminó sacando una cuarta entrega, Dios emperador de Dune (1981) y más tarde Herejes de Dune (1984) y Casa Capitular Dune (1985). El final quedó abierto y Herbert murió un año después, en febrero de 1986 a consecuencia de un cáncer de páncreas. Su hijo publicó dos trilogías que atan cabos con la historia original, Preludio a Dune (1999-2001) y Leyendas de Dune (2002-2004), y las dos novelas que concluyen la saga original, Cazadores de Dune (2006) y Gusanos de arena de Dune (2007). La película de Villeneuve cubre la primera mitad del primer libro.

David Lynch la adaptó en 1984 con una película que fue un fracaso de crítica y taquilla en su lanzamiento inicial pero que fue ganando el título de clásico de culto con el paso del tiempo, a pesar de tomarse ciertas libertades a la hora de adaptar la historia que no gustaron a los fans de la novela. En aquella ocasión, Lynch recurrió a Kyle MacLachlan para el papel de Paul Atreides, con unos cuantos años más que el personaje en la novela. El cineasta Alejandro Jodorowsky intentó adaptar la historia en los años 70s con una adaptación de 10 horas que nunca logró salir adelante (pero tuvo a muchos fans expectantes). Ahora, casi cuatro décadas más tarde, Villeneuve adapta la historia haciendo un trabajo más fiel al relato original con Timothée Chalamet en la piel del héroe adolescente protagonista.

amanecerweb

amanecerweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *